onetwothree00

“Uno, dos, tres” es una de mis comedias favoritas, de esas películas que te suben el ánimo en días de bajón por sus divertidos y acelerados diálogos, su personajes absurdos y una trama de lo más rocambolesca.

McNamara es el “gerente” de la delegación de Coca-Cola en la Alemania del Este, casado y con dos hijos. Su mujer está harta de vivir tanto tiempo fuera de EE.UU. y él está esperando un traslado que le favorezca. McNamara es un negociante nato, que ordena y manda y suele salirse siempre con su objetivo. Un buen día, el jefe de Coca-Cola en Atlanta le envía a su hija adolescente, Scarlett, para que pase un tiempo con ellos en Berlín. Cuando se entera, justo un día antes de que su jefe acuda a recoger a su hija, que la alocada muchacha se ha casado con un comunista del otro lado, empezará una carrera contrarreloj para arreglar ese entuerto y evitar que rueden cabezas.

Una entrada muy corta para recomendar esta gran comedia.

OneTwoThree02

FRASES:

C.R. Mac Namara: Entre Ud. y yo, Schlemmer, ¿a qué se dedicaba durante la guerra?
Schlemmer: Estaba en el Untergrund: el subsuelo.
C.R. MacNamara: ¿Luchaba en la Resistencia?
Schlemmer: No, era operador. En el subsuelo, ya sabe, el metro.

Peripetchikoff: Hacemos tratos con Cuba. Ellos nos envían cigarros y nosotros les enviamos cohetes.
(…)
C.R. Mac Namara (tosiendo): ¿Sabe algo? Les han estafado. Estos cigarros son muy malos.
Peripetchikoff: No se preocupe. Nuestros cohetes también lo son.

Otto: El Capitalismo es como una sardina en la basura. Reluce pero apesta.
Scarlet (a MacNamara): Habla así todo el tiempo. (A Otto). Cuéntale sobre el colonialismo y la Coca-Cola.
Otto: Como el camarada Khruschev dijo en el 40 anoversario de la revolución…
MacNamara: ¡Al diablo la revolución y al diablo Khrushchev!
Otto: Al diablo Frank Sinatra.

Otto: ¿Es que todo el mundo está corrupto?
Peripetchikoff: No conozco a todo el mundo.

Peripetchikoff: Nos enviará los papeles al Berlín Este con la rubia por triplicado.
MacNamara: ¿Quieren los papeles por triplicado, o la rubia por triplicado?
Peripetchikoff: A ver qué puede hacer.

OneTwoThree03

les-miserables_00

Con cuanta expectación y miedo he estado esperando esta película, la adaptación más esperada de mi musical favorito. Esto es peligroso porque la decepción puede ser irremediable.

les-miserables-image03

El musical de Los Miserables es una adaptación de la novela del mismo nombre, escrita por Victor Hugo a mediados del siglo XIX. Cuenta la historia de Jean Valjean, un preso liberado tras 19 años en prisión, que rompe la condicional para poder comenzar una nueva vida. Pero siempre tendrá pisándole los talones al inspector Javert, defensor a rajatabla de la ley, que no cree en la reconversión del hombre y lo perseguirá a lo largo de los años, 17 años concretamente.

Valjean adoptará a la pequeña huerfana Cossette, con la que huirá a París, ciudad en la que años más tarde se producirá La Revolución de 1832, de la que también seremos testigos.

La historia recoge temas como la compasión, el amor, la pobreza y miseria, la rebeldía y la lucha en pos de unos ideales.

Les-Miserables_1

Se trata de un retrato crítico de una época, y en él aparecen todo tipo de miserables, arrastrados a su vida marginal por circunstancias ajenas a ellos, y cada uno afrontará la vida que le ha tocado vivir a su manera.

El musical en escena es impresionante por varios motivos aparte de la historia, bastante compleja para una representación teatral. La música es una delicia, con canciones preciosas y una partitura que pone la piel de gallina por momentos. La puesta en escena consigue que casi olvides que se trata de un teatro gracias a los escenarios y los juegos de luces y sonido. Y si a ello sumas una voces potentes, la emoción está asegurada.

Les-Miserables-Still-les-miserables-2012-movie-32902249-1280-980

La adaptación la dirige Tom Hooper, artífice de la premiada “El Discurso del Rey, amante de los primeros planos desplazados a un lado del cuadro. Y lo que destaca precisamente de la película son los primeros planos para acentuar quizás la miseria de los personajes y que los actores consigan sus nominaciones a los Oscar.

He prometido no ser demasiado mala con esta crítica, así que me voy a contener y reconoceré que una de las ventajas del cine es que podemos acercarnos a los personajes gracias al primer plano. Gracias al primer plano podemos sentir el agobio del personaje, su angustia. Es un plano muy íntimo y es todo un reto para el actor mantenerlo por sí solo.

Les-Miserables-31

Pero un abuso del primer plano hace que te olvides de la magnificencia de lo que ocurre alrededor del personaje; no te deja respirar hondo. Y vale que los personajes lo pasan muy mal, pero no es necesario el exceso (la mucho cansa, ya se sabe). Por otro lado, tantos dólares para decorados, incluso para vestuario que se van a ver poquísimo.

Pero bueno, es la marca de la casa del director y es lo que tiene elegir que dirija la película un director con rasgos tan específicos.

Para esta adaptación se ha utilizado por primera vez la voz en directo de los actores en lugar de hacerles grabar las canciones meses antes del rodaje en un estudio. De esta manera, se recoge la emoción de la actuación, casi como en el teatro. Me parece algo muy innovador y arriesgado, que le da un toque de realismo a pesar de que sea un musical. Pero esto es un arma de doble filo porque no todos dan la talla en directo, y no hubiera visto mal que aquellos que lo tuvieran más difícil se doblaran más tarde en postproducción. Por ejemplo, Russell Crowe. Cada vez que cantaba me sacaba de la película, con una voz sin emoción, sin melodía. Javert ha de tener una voz potente, que resuene bien alto, casi como un trueno. Crowe fue una mala elección de casting, con todos mis respetos hacia el actor, no le debían haber ofrecido el papel ni él tenía que haberlo aceptado.

121226_MOV_LesMiserables.jpg.CROP.article568-large

Por otro lado, algunas canciones, por querer darle ese realismo depresivo, teniendo a los actores con los ojos rojos y llorando casi toda la película, no suenan como tienen que sonar, con su melodía si no casi habladas. Estoy a favor de la innovación, pero quiero ver un musical y quiero que la música y las canciones suenen bien. Si quiero realismo extremo, no iré a ver un musical, veré alguna adaptación de las miles que hay, sean buenas o malas.

Me dio la impresión en el cine de que la música sonaba descafeinada, sin potencia. “At the end of the day”, “Do you hear the people sing?”, “One day more”, que piden a gritos mucha gente en el coro, parecía que no despegaran, que hubiera que subir el volumen o algo así (fui al Kinepolis y no creo que tuvieran problemas de sonido).

Les-Miserables-Still-les-miserables-2012-movie-32902250-1280-853

Pero no todo ha de ser negativo. Anne Hathaway está estupenda como Fantine, consigue aunar su actuación realista y trágica con su voz, sin que se pierda demasiado el tono de la canción que interpreta, si no al contrario, va cogiendo fuerza y se apodera de la canción de forma muy bella. Los niños son una delicia, y me sorprendió Eddie Redmayne, que interpreta a Marius, cuyo “Empty chairs and empty tables” es sobrecogedor, al tiempo que podemos contarle las pecas gracias a los primeros planos que le dedica el director.

Hugh Jackman me gustó más como actuaba que como cantaba y eso que soy fan de sus numeritos de los Oscars, pero su interpretación le robaba la voz. Sacha Baron Cohen y Helena Bonhan Carter como los Thenardier no me convencieron demasiado, en el teatro me reí más con estos personajes y aun no entiendo que pintaba Santa Claus en el número de “Master of the House”.

Les Miserables

Me ha gustado que añadieran detalles del libro que el musical originariamente eludió, y me parece correcto el cambio del final de sustituir a Eponine por el Obispo de Digne, ya que es más lógico aunque el duo Fantine/Eponine pusiera los pelos de punta.

Y termino quejándome de los subtítulos de las canciones. No han traducido las canciones, simplemente han copiado y pegado las letras del musical en castellano. No voy a entrar en si la adaptación en castellano es buena o mala, pero que no lo utilicen para la película porque no dicen lo mismo. Se pierde la belleza de las letras en inglés con esa traducción, las bellas comparaciones, analogías que se utilizan, y desde luego, se simplifica por tanto la “traducción”. Porque no es traducción lo que han hecho. Espero que se queje de esto mucha gente y que no lo dejen así cuando editen el DVD.

353269.1

Espero no haber resultado demasiado negativa. Me alegra que a la gente le esté gustando y descubriendo el musical gracias a la película. Me parece una adaptación muy innovadora y por ello ya la respeto. Pero en mí caso, me quedo con su versión teatral (y en Londres, claro).

Y recomiendo a todo el mundo el concierto del 10º aniversario, que es mi referente de voces, por algo se le llamó a ese concierto con el sobrenombre de “Dream Cast”.

En primer lugar, creo que el trailer de la adaptación de Les Miserables al cine bien merece una entrada, aunque sea un poco tarde. Tengo grandes expectativas puestas en la peli, y eso no es bueno, pero al menos el trailer pinta bien. Y me gustó algo que leí sobre la utilización en determinados momentos de las voces en directo mientras se rodaba, para que las canciones tuvieran más sentimiento (como en el musical).

En fin, el 28 de diciembre ya podremos juzgar si hace justicia o no al Musical.

Y de paso posteo otro trailer que ha salido recientemente sobre la nueva adaptación de Anna Karenina, dirigida por Joe Wright y protagonizada por Keira, como no.

Visualmente es muy bonito, y es lo bueno de este director, que al menos si la historia no te gusta te puedes recrear y disfrutar con las imágenes. La verdad, tengo curiosidad por verla.

Y nada más, una entrada bien corta para al menos saludar y demostrar que sigo viva🙂

Hacía muchísimo que no actualizaba el blog, por falta de tiempo y de películas o series que me motivaran para escribir sobre ellas.

Aun así, he seguido recibiendo comentarios en las entradas antiguas y quiero agradecer las amables palabras de algun@s lectores que me animan a seguir con esta afición de compartir en la red las aficiones y gustos personales.

En mi regreso voy a postear un poema de Emily Brontë, llamado “El viejo estoico”. Este poema fue publicado en 1846 en la compilación Poems by Currer, Ellis and Acton Bell y es uno de mis favoritos de esta escritora.


Riches I hold in light esteem,
And Love I laugh to scorn;
And lust of fame was but a dream,
That vanished with the morn:

And if I pray, the only prayer
That moves my lips for me
Is, “Leave the heart that now I bear,
And give me liberty!”

Yes, as my swift days near their goal:
‘Tis all that I implore ;
In life and death a chainless soul,
With courage to endure.

Traducción:

Poco aprecio a las riquezas tengo
Y del amor me río con desprecio
Y el ansía de fama fue sólo un sueño
que desapareció con el lucero

Y si rezo, la única plegaria
que consigue mover mis labios
Es, “Deja el corazón que ahora albergo
Y dame libertad!”

Así es, mientras mis rápidos días llegan a su meta
Esto es todo cuanto imploro:
En vida y muerte un alma sin cadenas
y valor para soportarlo.


Hay varios poemas del XIX que tratan sobre el estoicimo, sobre una vida de libertad sin ataduras, sobre atravesar las dificultades de la vida gracias a esa voluntad interior por no doblegarse por las circunstancias ni sentirse víctima de las mismas, si no seguir adelante sobrellevando todo lo que nos venga encima con una actitud valiente y de aceptación, sin buscar culpables por nuestras desgracias, si no tratando de tomar buenas decisiones, y viviendo con las consecuencias de las mismas.

Puede que este poema no sea el mejor ejemplo de esta tendencia decimonónica, pero admiro la valentía del mismo escrito por la inteligente, cabezota y estoica máxima, Emily Brontë.

Pero recomiendo encarecidamente también leer “If” de Kipling. Os pongo un ejemplo de ese maravilloso poema:

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same

Traducción:

Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu amo;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes conocer al triunfo y la derrota,
y tratar de la misma manera a esos dos impostores.



Y por supuesto, “Invictus” de W. E. Henley:

I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

Traducción:

Soy el dueño de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

En fin, es una opción como filosofía de vida y es nuestra decisión seguirla o no😀

True Grit o Valor de Ley es un western dirigido por los hermanos Coen, que recuerda un poco a las películas de vaqueros de antaño, por su temática y por el lenguaje que usa, pero con el toque actual.

El padre de Matti Ross (Hailee Steinfeld), una niña de de 14 años, es asesinado en Fort Smith por el cobarde Tom Chaney (Josh Brolin). La niña se encarga de arreglar el traslado de su padre a su pueblo y de los negocios pendientes en Fort Smith. Sabiendo que nadie hará justicia a su padre, contrata a un retirado Sheriff, Rooster Cogburn (Jeff Bridges), alcohólico y buen tirador, para dar caza a Chaney por territorio indio antes de que un Ranger de Texas, LaBoeuf(Matt Damon), lo atrape para cobrar la recompensa por otro asesinato.

La historia puede que sea típica de las películas de este género, pero creo que su punto fuerte son los personajes y los actores que los interpretan, además de los diálogos a veces ácidos y salpicados de humor. La relación entre Matti y Cogburn es curiosa porque son muy distintos pero les une el valor y el sentido de la justicia (propio de la época). A ellos, se les une LaBoeuf, cuyo carácter choca con los otros dos, y viceversa.

Todos los actores, incluso los secundarios, están perfectos, pero el trío protagonista me ha encantado, con su actuación, caracterización, la buena química que hay entre ellos, y deseas que la película no termine donde termina para saber más sobre sus personajes.

En definitiva, la película me ha gustado mucho y me sorprende que no haya sido nominada a los Globos de Oro. A ver si le toca alguna nominación a los Oscar, aunque quizás ser el remake de un western de los 60 (con John Wayne como Rooster Cogburn) pueda perjudicarla en este aspecto. Pero tampoco importa mucho.

FRASES:

MATTI: Uno debe pagar por todo en este mundo, de una manera u otra. No hay nada gratis. Excepto la gracia de Dios.

LABOEUF: Dispensas muy poca dulzura con tus ponencias. Cuando te estaba observando pasó por mi pensamiento robarte un beso… aunque seas muy joven, enferma… y poco atractiva para empezar. Pero ahora tengo en mente darte cinco o seis azotes con mi cinturón.
MATTI: Lo uno sería tan desagradable como lo otro. Si mojas el peine quizás podrías domar ese remolino.

COGBURN: (Tras fallar en darle al blanco) Ese chino me está vendiendo balas baratas otra vez.
LABOEUF: Creí que dirías que te daba el sol en los ojos. Es decir, en “el” ojo.

Para hacer recuento de mis lectura del año que acabamos de dejar, hago esta lista, con el fin también de proponerme leer más este año ya que me ha deprimido bastante la escasez de títulos aquí abajo (y creo que no me he dejado ninguno).

La Piedra Lunar” de Wilkie Collins

El Gran Gatsby” de F. Scott Fitzgerald

El Cuento número trece” de Diane Setterfield

La Carretera” de Cormac McCarty

La Hora 25” de Constantin Virgil Gheorghiu.

Sherlock Holmes” (casi todos los relatos) de A. Conan Doyle

La Sanguijuela de mi niña” de Christopher Moore

Un asunto muy sucio” de Christopher Moore

Rebecca” de Daphne du Murier

Dr. Jeckyl y Mr. Hyde” de Robert Louis Stevenson

Firmin” de Sam Savage

Otra vuelta de tuerca” de Henry James

Retorno a Brideshead” de Evelyn Waugh

El Padrino” de Mario Puzo

Miguel Strogoff” de Julio Verne

The Forest of Teeth and Hands” de Carrie Ryan

Wicked: memorias de una bruja mala” de Gregory Maguire

Tom Jones” de Henry Fielding

Relectura de “Dracula” de Bram Stoker

No están ordenados por orden de lectura, si no tal cual me venían a la cabeza, aunque de todos estos, “La Hora 25″ y “El Padrino” han sido mis favoritos. De todas formas, he disfrutado con cada uno de ellos, porque de lo contrario es posible que no los hubiera terminado. Quizás “Firmin“, a pesar de las buenas críticas que leí y recomendaciones, y de lo fino que es, es el que más me costó terminar, y de “La Piedra Lunar” me decepcionó su desenlace.

Pero bueno, otro año que empieza y nuevos libros a la espera de ser leídos. De momento, ya tengo uno entre manos, “La Hojas Caídas” de Wilkie Collins, dos de Eduardo Mendoza esperando y otros tantos que me dejará una amiga. Así que, espero que este año sea más prolífico en lecturas que el anterior.


En un tr
en con trayecto Budapest-Viena, Jesse (Ethan Hawke) y Celine  (Julie Delpy) se conocen y empiezan a hablar. Él esnorteamericano y se dirige a Viena para coger un vuelo de vuelta a los EE.UU. y ella, francesa, seguirá su trayecto hasta París. Les resulta fácil hablar el uno con el otro y hay buena sintonía entre ellos, así que, cuando llega el momento de despedirse al llegar a Viena, Jesse le propone a Celine bajarse del tren con él y pasar juntos las horas que quedan hasta que salga su avión a la mañana siguiente. Ella accede y juntos se patean la ciudad austriaca charlando sobre todo tipo de temas: los planes de futuro, las relaciones, la familia, el amor, la muerte…

Son sólo unas horas las que pasarán juntos sabiendo que cuando se despidan puede que no vuelvan a verse nunca más.

Vi esta película siendo adolescente y me encantó porque parecía tan real la relación entre estos dos desconocidos, que casi podías sentirse identificado con ellos, con las cosas que se contaban, sus inseguridades, sus deseos. Volví a verla hace poco, y con unos años más detrás de mí, y sigue conservando su encanto, incluso más si la comparamos con otras películas románticas que se hacen hoy en día.

Si hay una palabra que pueda definirla es sencillez. No hay acción, no hay ningún conflicto que los protagonistas deban solventar. Se trata sólo de dos personas hablando y conociéndose en las calles de Viena, y aunque esto pueda sonar aburrido, una película en la que sólo se hable, de alguna forma, el guión consigue que incluso se haga corta. Cada escena, ubicada en un lugar concreto y con un diálogo concreto, muestra la evolución de su relación, y todas ellas parecen lugares comunes por los que todos hemos estado (sea en Viena o en nuestra propia ciudad).

Los dos protagonistas además son distintos entre ellos: Jesse es algo infantil y cínico y ella es más madura, aunque ambos son inseguros, y aun así se complementan. Existe muy buena química entre Ethan Hawke y Julie Delpy, lo que ayuda mucho a la historia. Y la verdad es que a veces te olvidas de que estás viendo una película y que en realidad estás espiando las conversaciones de estas dos personas.

En definitiva, una pequeña joya que permanece intacta con el paso de los años y que demuestra que, con un buen guión, no hace falta ni gran presupuesto ni efectos especiales para crear una buena película.

Diez años después, director y actores se volvieron a juntar para la segunda parte, llamada “Antes del Atardecer“, que también vale la pena verla, con unos Jesse y Celine más maduros y con más vivencias para contarse el uno al otro.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.