Siguiendo en mi línea de estas últimas entradas, voy a hablar de una serie de la BBC. Pero en esta ocasión no se trata de una miniserie, sino de una serie normal, de las de más de una temporada (si tiene éxito), capítulos de relleno, etc. Lo que los ingleses llaman “dramas”, aunque sean comedias. Bueno, como el título indica, se trata de Robin Hood, así que me imagino que no hará falta que escriba de qué trata, y para ser algo original respecto a mis anteriores posts, no voy a decir que es estupenda, buenísima, etc, etc. A grandes rasgos podría decirse que es malilla, previsible… pero es entretenida, y como aliciente, aparece Richard Armitage, es decir, el Sr. Thornton de la serie “Norte y Sur” (véase la anterior entrada), interpretando a Guy of Gisborne, el brazo derecho del malísimo Sheriff de Nottingham.Pues bien, Robin de Lockley regresa de las Cruzadas para encontrar al pueblo oprimido por el despótico gobierno de Juan (hermano de Ricardo Corazón de León), aunque en realidad, solo vemos cómo actúa el Sheriff de Nottingham y sus secuaces. Impuestos imposibles, injusticia, y otros males hacen que Robin se ponga del lado que le indica su conciencia, es decir, de los fugitivos que viven al margen de este sistema, y se dedica a “robar a los ricos para dárselo a los pobres”, enfrentándose siempre al Sheriff y/o a Guy de Gisborne. Vaya, había dicho que no sería necesario contar el argumento, pero en fin, ahora ya está.
Robin Hood es el protagonista “absoluto”, la serie lleva su nombre, ¿no? Y está interpretado por un tal Jonas Armstrong, un actor joven, y con cara de niño a pesar de la barba que los guionistas no dejan que se afeite. Desde luego, no era el Robin Hood que podríamos tener en mente, porque además es algo menudo, delgaducho. Me recuerda al cantante de Blur, y difícilmente te crees que se haya pasado cuatro años luchando en las Cruzadas. Supongo que los creadores de la serie le han querido dar un aire juvenil y nuevo al personaje, y esto no es la única cosa que choca al espectador.
Much (Sam Throughton) es el compañero leal de Robin. Antiguo criado ahora convertido en un igual, es el personaje cómico de la serie. Protege e incluso parece que adore a Robin, y no es extraño que se vaya comentando por los foros sobre su posible orientación sexual.

Marian (Lucy Griffiths) es la chica de la serie; el objeto del amor de Robin Hood. En esta ocasión, la han pintado algo rebelde en todos los aspectos: no se echa a los brazos de Robin a pesar de sus insinuaciones picaronas; se rebela a su manera ante la injusticia del Sheriff, e incluso tiene una identidad secreta, que le hace competir con Robin Hood en eso de buscarse el favor de los pobres y oprimidos. Su condición de noble la limita bastante.
El Sheriff de Nottingham
(Keith Allen) es malvado, sádico y retorcido, pero es un guasón. Lo han pintado algo grillado para que también tenga su puntito cómico, y el actor lo consigue. Su papel es simplemente el del malo de la serie, ordenando capturas, ejecuciones, recaudación de impuestos, y demás cosas malosas.

Guy de Gisborne
(Richard Armitage), como ya he dicho antes, es la mano derecha del Sheriff, némesis de Robin. Está enamorado de Marian, o quiere casarse con ella, o algo así; en realidad, no lo entendí muy bien, porque no sé qué puede ver en ella – ejem ejem. En definitivas cuentas, que no sólo lucha contra Robin por temas “sociales” sino también amorosos. Como curiosidad, va vestido siempre de negro y de cuero (luego hablaré del vestuario de la serie), y es mi personaje favorito. Es muy malo, pero da la impresión de que detrás de esa fachada oscura y mezquina se encuentra un hombre que puede cambiar para bien (o quizás solo son imaginaciones mías). El tema de Marian y él tiene mucha miga, aunque entre los dos actores no hay mucha química que digamos.

The Merry Men o la Banda de Robin Hood, compuesta por Little John (Gordon Kennedy), Allan A Dale (Joe Armstrong), Will Scarlett (Harry Lloyd), Roy (William Beck) y Djaq (Anjali Jay) completan el reparto de personajes. Cada uno tiene una personalidad y supuesta habilidad. Los más interesantes son Allan A Dale y Will Scarlett, aunque aun no se les da mucho protagonismo. Estoy algo disgustada con los guionistas, y eso que llevamos sólo siete capítulos, porque SPOILER el compañero más divertido por ser el más bruto en plan serio, Roy, se lo cargaron en el cuarto capítulo. Era el contrapunto de Much, siempre peleándose entre ellos. Es una lástima. Sustituyéndole han incorporado a Djaq, la única mujer de la banda, traída de Tierra Santa como esclava y liberada por Robin y los suyos FIN SPOILER.

Cada capítulo tiene una trama del tipo “salvar al hermano de fulanito”, “robarle a menganito”, “liberar a zotanito”, etc, y luego está la subtrama que se va desarrollando en todos los episodios de la relación triangular entre Robin, Marian y Guy. Hay peleas de armas, algunas veces tan imposibles que te partes, muchos disparos de flechas (que suenan siempre igual), algunos diálogos y situaciones cómicas… vamos, que no se sale, pero se deja ver. Casi que lo que peor llevo es el vestuario. Con lo que me gustan a mí los trajes medievales y me ponen a Marian con chalequitos y chaquetas de corte imperio que se estilan hoy en día; a Robin con camiseta sin mangas; a Much con un suéter de lana de colorines de esos del mercadillo de los hippies; al sheriff con pijama de raso negro; sin contar a Guy de Gisborne y su abrigo de cuero negro. Vamos, una calamidad. Para modernizar la historia no hacía falta herir nuestros ojos de esa manera.

La música de los títulos de crédito está bastante bien y es pegadiza, y durante los capítulos hay mucha música instrumental dando énfasis a las peleas, incluso de una forma algo cómica, pero efectiva, vamos, para que notes el sentimiento de aventura de la serie.

En fin, que la serie es mala de narices… bueno nooooo. No es tan mala; solo depende del capítulo. De hecho, el último que han emitido, el 7, ha estado muy bien e incluso me ha dejado con cierto mono de Robin Hood, así que supongo que algo debe tener. Está simpática de ver, pero ya veremos cuánto dura esto.
La Sexta ha comprado los derechos de emisión, así que llegará aquí a España, quizás hacia enero, o puede que se retrase hasta nunca. Pero para eso está lo internet. En tusseries.vo la están subtitulando, así que si alguien está interesado/a puede acudir a allí:
tusseries.VO

Y para ir abriendo boca dejo unos videos:

Video musical con la canción “Wild Times” de la banda sonora de “Robin Hood, Príncipe de Ladrones”:

Escenas del capítulo 1: Aparición de Robin Hood seguida de los títulos de crédito; primer encuentro con Marian; y pelea final.

Del Episodio 2, una cortítisma escena en la que Robin y los suyos capturan a la banda de Little John:

Y una escena del episodio 7, que subo porque me gustó, sobretodo por Richard Armitage, que es quien salva la relación Guy/Marian, porque la pobre no destila mucha energía que digamos.