Cracks es la adaptación de la novela del mismo nombre escrita por Sheila Kohler, dirigida por Jordan Scott, hija de Ridley Scott.

La historia se centra en un grupo de estudiantes de un internado femenino inglés alrededor de los años 30. Estas jóvenes forman parte del equipo de natación capitaneado por Miss G. (Eva Green), una carismática profesora a la que todas miran como un modelo a seguir. Miss G. es una mujer de mundo, distinta al resto de profesoras: guapa, elegante, llena de vitalidad, las anima a sentir pasión por todo lo que hacen mientras les cuenta sus aventuras por distintas partes del globo.

Pero todo da un giro con la llegada de una nueva estudiante del extranjero (de España, para ser más precisos), Fiamma (María Valverde), que no siente por Miss G. la misma admiración que el resto de sus compañeras, y que sin embargo, termina convirtiéndose en la favorita de la profesora, provocando los celos y envidias entre las otras estudiantes.

Me ha gustado bastante, a pesar de que desde casi el inicio sabes cómo va a terminar, pero es una película fácil de ver por su belleza visual e interpretaciones. Miss G. me ha parecido un personaje interesante y trágico; justamente el título de la película, Cracks (grietas), se refiere a ella, porque estas grietas van apareciendo en su personalidad aparentemente segura e independiente a medida que avanza la historia.

Todas las actrices me han parecido correctas. Juno Temple se ha convertido ya en una habitual del cine inglés sobre adolescentes, y aparecen caras conocidas como Eva Green (Casino Royale, Los Soñadores), Imogen Poots (28 semanas después, Miss Austen Regrets) o Sinéad Cusack (V de Vendetta, Norte y Sur).

Os dejo el trailer, que cuenta más de lo que debiera: