Esta serie de 10 episodios está basada en una serie de novelas semi-autobiográficas de Flora Thompson (1876-1947), ambientadas en un pequeño pueblecito campestre (Lark Rise) y la ciudad más cercana (Candleford) a inicios del siglo XX.

La protagonista/narradora, Laura Timmins (Olivia Hallinan), es la mayor de cinco hermanos en Lark Rise. Con el nacimiento de su hermanito más pequeño, su madre decide enviarla a Candleford, la ciudad más cercana, para trabajar como aprendiz en la oficina de correos, dirigida por Dorcas Lane (Julia Salwalha), pariente de su madre.

La joven tratará de buscar su lugar entre su pueblo natal, más campestre y pobre, y la ciudad que ahora la acoge. Se dará cuenta también de que la oficina de correos es el centro neurálgico de la ciudad, a la que se dirigen unos y otros por diferentes motivos (no sólo para recoger y enviar cartas), y por la que desfilan toda clase de personajes.

Los personajes:

Laura Timmins (Olivia Hallinan): no es la protagonista propiamente dicha, porque hay un protagonismo coral, pero sí es la narradora de la historia (el alter ego de la escritora, Flora Thompson). Abandona la sencillez de Lark Rise para vivir en la ciudad, que la fascina nada más llegar. Durante la serie, ha de buscar su propia identidad, e interactúa con todos los personajes.

Dorcas Lane (Julia Salwalha): Dirige la oficina de correos. Heredó el cargo de su padre, es inteligente y tiene un carácter afable. Ella y Sir Timothy Midwinter (Ben Miles), el señor del lugar, mantienen una estrecha amistad, que les ocasionará dilemas morales a lo largo de esta primera temporada.

Sir Timothy Midwinter (Ben Miles): es el señor del lugar, casado con Lady Adelaine (Olivia Grant), una mujer de capital a la que le cuesta adaptarse a la vida en el campo. Sir Tim, como también le llaman, siente gran aprecio y amistad por Dorcas Lane, a la que siempre acude en busca de consejo.

Los Timmins: Emma (Claudie Blakley) y Robert (Brendan Coyle) son los padres de Laura y de otros cuatro niños, de clase trabajadora y sencillos. Aunque con caracteres muy distintos, ambos acaban compenetrándose. Robert tiene ideas liberales y su conciencia y principios le causan a veces algunos problemas. Si habéis visto Norte y Sur, Higgins y Robert podrían cogerse de la mano. No es de extrañar que ambos sean interpretados por el mismo actor.

Los Arless: Caroline Arless (Dawn French) es una mujer divertida y con una inclinación a la cerveza y las deudas que le ocasionará graves problemas. Con su marido fuera en la mar y embarazada, sólo tiene a su hijo mayor, Alf, para ayudarla a salir adelante y encargarse de la caterva de hijos que tiene. Alf Arles (John Dagleish)es un adolescente bonachón y de gran sensibilidad, y es el mejor amigo de Laura Timmins, de la que está enamorado.

La oficina de correos: Aquí tenemos a Zillah (Liz Smith), la criada, una anciana quisquillosa y con carácter, que ha cuidado de Dorcas desde que nació; siempre usa el chantaje emocional con ella y nadie escapa de sus ataques de “no me callo nada”. Thomas Brown (Mark Heap) es el cartero. Ferviente cristiano, aprovecha cualquier oportunidad para predicar la palabra divina. Matthew Welby (Stephen Marcus) es el herrero que se encarga de la forja que hay detrás de la oficina de correos y que pertenece a la misma.

Las Hermanas Pratt: Ruby (Victoria Hamilton) y Pearl (Matilda Ziegler) son las propietarias de la tienda de modas en Candleford y las mayores cotillas y entrometidas de todo Candlefort y Lark Rise juntos. Visten a la última – muchas veces con trajes horterísimos – y siempre iguales, y son unas pelotas con Lady Adelaine, al tiempo que desprecian todo aquello que procede de Lark Rise.

Los Turrill: Queenie (Linda Bassett) y Twister (Carl Johnson) son un matrimonio anciano de Lark Rise, que se dedica a la cría de abejas. Twister empieza a chochear y le dará más de un susto a su mujer y Queenie es muy supersticiosa.

Philip (Oliver Jackson-Cohen): es el guardabosques de las tierras de Sir Timothy y orgulloso de trabajar para una noble familia. Laura y él se conocen y pronto empiezan a salir juntos, a pesar de las reticencias del padre de Laura, que le ve demasiado orgulloso de sí mismo. Como es de suponer, Philip también tendrá como “enemigo” a Alf.

Más o menos, estos son los protagonistas principales, unos más que otros, cuyas vidas y problemas veremos reflejado en esos diez capítulos.

Como es de suponer, la puesta en escena está muy cuidada, con unas localizaciones de ensueño, y un vestuario impresionante, definiendo con él perfectamente a cada personaje, desde las horteras hermanas Pratt hasta la sencillez de Laura o la elegancia y riqueza de Lady Adelaine.

Las historias para cada capítulo son sencillas, centrándose normalmente en un tema general en cada uno, que afecta a varios personajes, donde vemos reflejadas sus actitudes y evolución. Quizás la historia que más llama la atención es la de Dorcas y Sir Timothy, condenados a amarse y reprimir ese sentimiento por el deber y la sociedad.

Lo mejor, desde luego, son los actores, que están geniales en sus papeles, desde Julia Sawalha, que hace que te olvides de Lydia Bennet; Ben Miles, que abandona los típicos papeles de segundón que cae mal como en la Saga de los Forsyte o Under the Greenwood Tree, pasando por Brendan Coyle, y los más veteranos, que demuestran una vez más que Inglaterra es una cantera inagotable de actores con talento.

Se ha anunciado una continuación, lo cual es de agradecer, porque se trata de esas series que te hacen pasar un rato agradable y de las que llegas a encariñarte de todos sus personajes. Además se ha terminado en un punto bastante interesante, dejando ciertas historias en el aire para desarrollarlas en un futuro, supongo.

Esperemos que alguna cadena española se anime a emitir esta serie. De momento, sólo hay subtítulos disponibles en inglés, pero realmente creo que vale la pena darle una oportunidad. En cierta forma, recuerda a Cranford, aunque es distinta.

Os dejo un pequeño trailer: