Hace un par de días vi “Partition”, película, como indica el título, ambientada en la época de la partición de la India en dos países diferenciados por su religión. La película me gustó pero por alguna razón no llegó a emocionarme demasiado, quizás por la adoración que siento hacia 1947 Earth, que parte de la misma base, pero que cuando la vi me impactó tanto que se ha llegado a convertir en una de mis películas favoritas.

Tierra es la segunda película de la trilogía de los elementos, dirigida por Deepa Mehta, una directora y guionista de origen indio pero afincada en Canadá, cuyos trabajos se dividen entre el cine occidental y las producciones indias. Las otras dos películas que forman esta trilogía son “Fuego” (1996) y “Agua (2004), también muy recomendables. En estas tres películas se tratan asuntos bastante controvertidos para la sociedad india, como la homosexualidad, los matrimonios concertados, la intolerancia religiosa, la misoginia, etc. En definitiva, temas que le han granjeado muchas enemistades, sobretodo entre los sectores más radicales de la religión hindú.

Tierra nos sitúa en la India de 1947, más concretamente en la ciudad de Lahore (ahora capital de Pakistán). Lenny es una niña de una acomodada familia parsi, religión minoritaria en India, que pasa la mayor parte del tiempo con su niñera, Shanta (Nandita Das), una hermosa joven hindú. Shanta suele reunirse con un grupo de amigos, cada uno de una religión distinta, donde pasan buenos ratos, riendo y charlando. Dos de ellos, el tranquilo masajista Hassan (Rahul Khanna), y el carismático Dil Navaz (Aamir Khan), ambos musulmanes, están enamorados de Shanta, pero ninguno logra declararse. Cuando empiezan las revueltas en Lahore entre hindús, musulmanes y sijs, y las migraciones de hindús hacia India y musulmanes hacia Pakistán, vamos viendo cómo estos amigos (símbolo de las distintas religiones que había en la India), que había convivido como hermanos durante años, empiezan a odiarse y enfrentarse entre ellos.

La película está basada en la novela “Cracking India” de Bapsi Sidhwa, escritora que, como Lenny, vivió la época de la partición siendo niña, añadiendo a la historia rasgos autobiográficos.

La película no dejará indiferente a nadie. Es cruda y es hermosa, de esa clase de películas que cuando terminan te quedas clavada en el sofá sin poder reaccionar ante lo que has visto. La historia dentro de la Historia es sencilla, pero logras encariñarte con los personajes, sobretodo con Shanta y Dil Navaz, con sus actuaciones, con lo que los acontecimientos que se suceden te dejan sin habla. La música, compuesta por ese monstruo que es A.R. Rahman, es preciosa, con unas letras que van acorde con la historia.

Es casi inconcebible que esta película no haya llegado a estrenarse ni editarse en España, aunque sus dos compañeras de trilogía si lo haya hecho, cuando en mi opinión, ésta es la mejor de las tres.  Son películas comprometidas, con las que uno/a deja de mirarse el ombligo para asistir a la crueldad de una época y un momento en el tiempo, cuyas consecuencias aun se dejan ver, con situaciones comparables a otras partes del mundo, donde el mismo odio y la misma violencia se desató y/o se sigue desatando, comprobando, una vez más, la irracionalidad del ser humano, con su maldad ciega e incapacidad para ver más allá de la venganza, la religión y la diferencia, destruyendo a su paso cuanto se encuentra por el camino. 

Imprescindible.

FRASES:

Lenny [después de romper un plato]: Mamá, ¿puede alguien romper un país?

[tras una discusión entre Mr. Singh y Mr. Rogers]
Mr. Rogers: Está bien, lo siento. No debí haberlo dicho.
Este maldito país es el único hogar que conozco.
Mr. Sethma: Por supuesto, por supuesto, Sr. Rogers.
Ustedes, los ingleses, han hecho mucho por nosotros. Habéis construido carreteras y… nos habéis dado vuestro ejemplar sistema postal y… y…
Mrs Sethma: ¡El idioma!
No te olvides del idioma, ahora tenemos dos lenguas.
Mr. Singh: Y no te olvides de la sífilis

Dil Navaz: Esto no se trata sólo de hindúes y musulmanes. Se trata de lo que hay dentro de nosotros: hindúes, musulmanes, sijs… todos somos unos bastardos, unos animales. Como el león del zoo al que tanto teme Lenny-baby. Está ahí tumbado esperando a que la jaula se abra. Y cuando ocurra, entonces que Dios nos ampare.

Canción: Si la Tierra gira en torno al sol, ¿por qué hay entonces tanta oscuridad?

Enlaces:

Comentario sobre la película “Partition

Os dejo un trailer de la peli:

Y el trailer de Partition: