ss00.jpg

Hace un par de meses la BBC estrenó otra de sus esperadas mini-series, una nueva adaptación de la novela “Sentido y sense21.jpgSensibilidad” de Jane Austen. A pesar de mis reticencias hacia el reparto, por ser de la BBC creí que podría gustarme, pero al final fue una decepción. Y es que sin querer, no pude quitarme de la cabeza la bellísima adaptación que Ang Lee llevó a cabo en 1995.

Sentido y Sensibilidad” fue la primera película que vi basada en una novela de Jane Austen; recuerdo ir a verla al cine con mi tía y salir entusiasmada. Tanto que me compré enseguida el libro para leerlo (llamado “Juicio y Sentimiento”). Ese fue mi primer contacto con Jane Austen; después leí su famoso “Orgullo y prejuicio“, al que siguieron “Emma“, “La Abadia de Northanger“, “Mansfield Park” – por ese orden además – y tras una tentativa fallida de leerme “Persuasión” en inglés, por fin me lo leí el año pasado (en castellano).

He visto prácticamente todas las adaptsense5.gifaciones de sus novelas que he tenido a mi alcance; unas me han gustado más, otras menos y otras nada. “Sentido y Sensibilidad” de Ang Lee está entre mis favoritas y a pesar de los años, y de las diferencias con el libro, aun guarda un encanto especial.

La película empieza con la muerte del rico Sr. Dashwood de Norland Park, cuyas propiedades y herencia pasan a su hijo mayor, John, dejando a su segunda esposa y tres hijas (Elinor, Marianne y Margaret) en una situación delicada. John y su esposa Fanny llegan a Norland para instalarse como señores de la casa mientras su madrastra y hermanastras hacen los preparativos para marcharse de la mansión y buscar una casa que puedan mantener con la pequeña asignación que reciben. Edward Ferrars (Hugh tn2_sense_and_sensibility_1.jpgGrant), hermano de Fanny, es invitado a Norland y entre él y Elinor (Emma Thompson), la mayor de las Dashwood, se forma una estrecha relación que no llega a progresar debido a la marcha repentina de éste a Londres. Un pariente lejano les ofrece una pequeña casa de campo en Devonshire donde la Sra. Dashwood y sus hijas empiezan una nueva vida. Allí conocen al Coronel Brando (Alan Rickman) que se enamora al instante de Marianne (Kate Winslet), pero es el joven y vivaz Willoughby (Greg Wise) quien se gana rápidamente su corazón.

El título de la película podría hacer referencia a las dos hermanas mayores: Elinor, la mayor, que representa la razón, el realismo y los sentimientos contenidos, y Marianne, la mediana, que es todo pasión e idealismo. Ambas tendrán que enfrentarse con sus diferentes formas de ser al amor y a la decepción.

El guión, que le llevó a Emma Thompson cuatro años adaptarlo a la gran pantalla y le valió un oscar al mejor guión adaptado, es una de sus bazas a favor, pues aunque se salta algunas partes del libro, contiene la ironía y sentido del humorsenseandsensibilitypromo_016.jpg característico de Austen, las escenas sirven a la perfección para conocer cómo es cada personaje y además añade escenas memorables que no estaban en el libro pero que son de una gran belleza dramática. La dirección es delicada y la fotografía es preciosa, creando una atmósfera romántica (en sentido pictórico) de los paisajes y en general de la vida en el campo. Pero además de todo esto, otro de sus aciertos es el reparto, destacando a una entonces desconocida Kate Winslet, que roba cada escena y a Alan Rickman, que cambia asombrosamente de registro al tenernos acostumbrados a papeles de villano. Pese a todo lo que se dice sobre su edad para el papel, Emma Thompson también está estupenda como Elinor, haciéndonos sentir todo su dolor sin expresarlo abiertamente. Y en cuanto a Hugh Grant, sale poquito y además cuando se estrenó la película, sólo era famoso por “4 bodas y 1 funeral”, así que aun no nos tenía cansados con su típica actuación de tímido-cohibido-con dificultad para expresarse. Pero también todos los secundarios hacen un gran trabajo, aportando en muchas ocasiones los toques de humor, incluido Hugh Laurie, interpretando al Sr. Palmer, personaje no muy alejado de su famosos Dr. House.

senseandsensibilitypromo_004.jpg

Y que no se me olvide la banda sonora compuesta por Patrick Boyle, que añade la guinda al pastel, con una partitura donde predomina el piano y los instrumentos de cuerda que se adapta a las imágenes perfectamente.

Con un precedente así, hasta la BBC lo ha tenido difícil para superarlo, y su nueva adaptación se queda solo en “curiosa de ver” pero en general con un guión muy seco y un reparto nada carismático, salvándose sólo algunas escenas.

FRASES:

FANNY: La gente vive eternamente cuando hay una renta anual que recibir.

MARIANNE: Buenos días, Fanny.
FANNY: Buenos días, Srta. Marianne.
MARIANNE: ¿Cómo ha encontrado la plata? ¿Era toda auténtica?

SRA. DASHWOOD: Ya es suficiente, Margaret. Si no puedes pensar en nada adecuado que decir, por favor, limítate a hablar del tiempo.

SRA. DASHWOOD: Pero él te ama, de eso estoy segura.
ELINOR: Yo no estoy en absoluto segura de su estima hacia mí. Incluso aunque él sintiera tal preferencia, creo que seríamos necias al suponer que no habría muchos obstáculos en su matrimonio con una mujer sin posición que no puede comprar ni azúcar.
SRA. DASHWOOD: Pero Elinor, tu corazón debe decírtelo.
ELINOR: En tal situación, mamá, quizás sea mejor usar la cabeza.

MARIANNE: ¿Pero qué sabe ud. del Sr. Willoughby, Sir John?
SIR JOHN: Un buen tirador… y no hay jinete más audaz en toda Inglaterra.
MARIANNE: Pero ¿cómo es?
SIR JOHN: ¿Cómo?
MARIANNE: ¿Cuáles son sus gustos, sus pasiones, sus metas?
SIR JOHN [pensando]: Bueno… tiene la perra Pointer más bonita que existe. ¿La llevaba con él ayer?

ELINOR [tras marcharse Willoughby]: Buen trabajo, Marianne. Habéis recorrido Shakespeare, Scott y todas las formas de poesía. Otro encuentro y descubrirás sus opiniones sobre la naturaleza y el romanticismo. Luego ya no tendréis más que hablar y la relación habrá terminado.
MARIANNE: Supongo que he pecado contra el decoro. Debería haber sido lánguida y apocada y hablar solo del tiempo y del estado de los caminos.
ELINOR: No, pero al Sr. Willoughby no puede caberle ninguna duda de tu entusiasmo por él.
MARIANNE: ¿Por qué debería dudarlo? ¿Por qué debo ocultar mi estimación?
ELINOR: Por ninguna razón en particular. Sólo que sabemos tan poco de él.
MARIANNE: Pero el tiempo no determina la intimidad. Siete años serían insuficientes para que algunas personas se conocieran bien mutuamente y siete días bastan para otros.
ELINOR: O siete horas en este caso.
MARIANNE: Siento como si ya conociera al Sr. Willoughby. Si mis sentimientos fueran más superficiales quizás podría ocultarlos, como tú.

SRA. JENNINGS: Sr. Palmer, ¿ve ud. a alguien a quien conozcamos?
SR. PALMER: Por desgracia, no.

ELINOR: Aunque sea fascinante la idea de que la felicidad de una dependa de una sola persona, no siempre es posible. Debemos aceptarlo. Edward se casará con Lucy y tú y yo regresaremos a casa.
MARIANNE: Siempre la resignación y la aceptación. Siempre la prudencia, el honor y el deber. Elinor, ¿y tu corazón?
ELINOR: ¿Qué sabes tú de mi corazón? ¿Qué sabes tú si no es de tu propio sufrimiento? Durante semanas he tenido esto oprimiéndome, sin tener la libertad de hablar de ello con una sola criatura. […] Créeme Marianne, de no haber sido forzada al silencio habría dado muestras suficientes de desolación incluso para ti.

EDWARD [visita a las Dashwood]: Confío en que todas estén bien.
MARIANNE: Gracias, Edward. Todas estamos muy bien.
[silencio, hay tensión en el ambiente]
MARGARET: Hemos disfrutado de muy buen tiempo. [Marianne le da un codazo] ¡Es verdad!
EDWARD: Me alegra oírlo. Los caminos estaban… muy secos.

El trailer (algo soso, he de reconocer)

Una de mis escenas favoritas de la película:

Y el trailer de la nueva adaptación de la BBC: