Imitando a Demon en una de sus entradas, voy a publicar aquí mis propósitos del año nuevo, aprovechando que la Noche Vieja está al caer, que total, es una excusa para escribir todas las cosas que me gustaría hacer este año, unas más fáciles de realizar que otras, pero la intención es lo que cuenta, ¿no?

1. Encontrar el trabajo ideal, lo cual es muy difícil, así que con encontrar un trabajo, que no esté mal, me conformo.

2. Encontrar cursos gratuitos o muy bien de precio de edición de video a los que apuntarme y aprender mucho para hacer realidad el primer punto de la lista.

3. Películas para ver: esto es más fácil, sólo se trata de pillar el coche y acudir a los cines más cercanos el día de estreno y/o posteriores. Pues bien, de momento, este año quiero ver poquitas, porque también es verdad que últimamente no estoy muy enterada de los estrenos y rodajes. Pero bueno, ahí va mi lista selecta:

    – 4 de enero –> Across the Universe: musical ambientado en la época hippie con música de los Beatles. El trailer tiene muy buena pinta:

    – 11 de enero–> Atonement (Expiación), un dramón ambientado en la época de la Segunda Guerra Mundial, que estoy deseando ver. Me leí el libro y según dicen la adaptación al cine ha sido bastante fiel.

    – 18 de enero–> Los crímenes de Oxford, que supongo que irá de unos crímenes que suceden en Oxford jeje. De ésta me ha animado Demon a verla así que cuento con ella para ir al cine.

    -8 de febrero–> Conociendo a Jane Austen, que en inglés se titula: “The Jane Austen Book Club”. Trata de un grupo de personas que se reúnen en un club de lectura para leer a esta escritora del XIX y descubrirán las similitudes entre sus vidas y la de los personajes de sus novelas. Como fan de Jane Austen es mi obligación ver esta película jeje aunque luego sea una patata:

    – 15 de febrero–> Sweeney Todd, el barbero diabólico de la Calle Fleet. Otro musical que no pienso perderme, entre otras razones por ser un musical, de época además, dirigido por Tim Burton y con Jonnhy Depp y Helena Bonham Carter como protagonistas, y con Alan Rickman también.

    – 29 de febrero–> The other Boleyn Girl, sobre la aventura y rivalidad de las hermanas Bolena en la corte inglesa del Enrique VIII para ganarse el favor del rey, lo que llevará a todo el país a la división religiosa y política. Sea fiel o no a los hechos, tiene buena pinta.

Y por último, Penelope, que no tiene aun fecha de estreno a pesar de ser del 2006:

Y de momento, con las pelis ya he terminado. No son muchas así que espero poder verlas todas cuando toca. Así que sigamos con la lista.

4. Ver el musical “Wicked“, que cuenta la historia de la amistad entre las dos brujas, Glinda y Elphaba, antes de la llegada de Dorothy a Oz y de cómo tras un malentendido, Elphaba se convertirá en la Bruja Mala del Este. Este propósito lo tendré más difícil porque para ello es muy importante el punto 1 de la lista y otra serie de factores, como encontrar con quien ir a verlo a Londres, porque no todo el mundo está dispuesto a soltar una pasta para ver un musical.

5. Grabar mi segundo corto. Esto lo llevaré a cabo, como decían los Beatles, con un poco de ayuda de mis amigos jeje.

6. Libros: lo ideal sería leerme todos los libros que me he comprado y/o me han regalado y que aun no he leído, pero en principio, con leerme “Lizzie Leigh” de Elizabeth Gaskell y terminarme “El profesor” de Charlotte Brontë (empezado hace meses) y “Una habitación con vistas” de E.M. Foster ya me iría bien.

7. Televisión: Por ahora sólo sigo una serie, Pushing Daisies, gracias a Demon, pero no puedo decir que esté enganchada así que el parón por la huelga de guionistas no me afecta demasiado. Por suerte, la huelga no afecta al Reino Unido, donde espero que sigan emitiendo las series, mini-series y películas televisivas que tanto me gustan. El 1 de enero la BBC estrenan la nueva adaptación de Sentido y Sensibilidad, que espero ver, y he de terminar la segunda temporada de Robin Hood.

Y de momento, estos son mis propósitos para el 2008. Es muy posible que esta lista sufra modificaciones y que vaya añadiendo más cosas, porque así es la vida.