Hacia tiempo que quería ver este musical, considerado el “Hair” de los 90, y hoy por fin he tenido la oportunidad. Me han gustado las canciones, y con ellas la historia tenía potencial, pero como película no ha dejado una gran huella en mí, no destaca especialmente por nada, ni escandaliza, ni me ha emocionado demasiado y eso que iba bien dispuesta. Pero bueno, no está mal.

Rent está basado en la ópera de Puccini, La Bohème, y trata de la vida de un grupo de amigos bohemios que malviven en el East End de Nueva York, dedicados a su arte. Por un lado, tenemos a Roger (músico) y Mark (cineasta en potencia) que comparten un apartamento del que se niegan a pagan el alquiler (de ahí el título del musical, Rent, alquiler en inglés) porque están sin blanca y porque el dueño, Benjamin, un ex-amigo les prometió no cobrarles aunque ahora se retracta de ello. Roger es seropositivo y desea escribir una gran canción antes de morir, y desde que su novia se suicidó (después de decirle que tenían SIDA) no ha vuelto a tocar su guitarra. Y Mark ha decidido grabar un documental sobre sus amigos mientras intenta superar que su novia, Maureen, le dejara por otra mujer, Joanne. Por otro lado, llega a la ciudad un viejo amigo de ambos, Tom Collins, que es asaltado en las calles y socorrido por Angel, un travesti con VIH, y ambos se enamoran. Por último, tenemos a Mimi, bailarina de un club y la inquilina del piso de abajo, adicta a la heroína, con la que Roger vivirá una historia de amor.

Visto así parece que la historia vaya a ser difícil de digerir por su dureza (prácticamente todos los personajes son portadores de VIH) y que todo termine fatal, pero al contrario; a pesar de la condición de los personajes, la mayoría de las canciones son un canto a la vida, a la esperanza, y a vivir el momento. Y aunque no os contaré el final, os diré que termina mejor de lo que esperaba.

El musical se estrenó originariamente en Broadway en 1996, y fue compuesto por Jonathan Larson, que murió la víspera de su estreno. La obra ganó cuatro premios Tony (los oscars del teatro norteamericano) y el Premio Pulitzer. Y fue uno de los primeros musicales que trataba de forma abierta el tema de la homosexualidad y el SIDA, y a día de hoy, es el séptimo musical con más tiempo representándose en Broadway (el número 1 es El Fantasma de la Ópera). Para la película, la mayoría de los actores originarios del musical retomaron sus papeles para el cine, excepto dos (los personajes de Joanne y Mimi).

Lo mejor: las canciones y los actores.
Lo peor: la sensación de que podría haber estado mejor.

FRASES:
Roger (canción): Encuentra la Gloria más allá de las luces baratas y coloridas; en una canción antes de que se ponga el sol; la Gloria en otra vida vacía, el tiempo vuela… el tiempo muere.

Collins, Mark, Angel y Mimi (canción): Sólo existe el ahora, sólo existe el aquí. Entrégate al amor o vive con miedo. No hay otro camino… no hay otra manera. No existe otro día mas que éste…

Mimi: Una vez, un skinhead le molestaba y él se giró hacia él y le dijo, “Soy más hombre de lo que tú serás y más mujer de la que tú nunca tendrás.”

Mimi (canción): El corazón puede congelarse o puede arder. El dolor cesará si puedo aprender… que no hay futuro. No hay pasado. ¡Vivo este momento como si fuera el último! Sólo estamos nosotros… sólo está esto. Olvida el remordimiento o te perderás la vida. No hay otro camino… no hay otra manera. No existe otro día mas que éste…

Os dejo unos videos. Lástima que no haya muchos videos subtitulados, porque así os pondría las canciones que más me gustan, pero al menos, la primera, que está muy bien, y de hecho es la más famosilla, sí lleva subtítulos. Su título, “525,600 Minutes“:

Es la única canción cantada en escenario, lo que recordaría el origen del musical.

Trailer:

Y “Another Day”, una de las canciones que más me gustaron (sin subtitular):

La Vie Boheme (subtitulada):
http://es.youtube.com/watch?v=gMXKiBEWE4s