ESPOSAS E HIJAS(1999)
Molly Gibson (Justine Waddel) vive placidamente con su padre, el médico del condado, viudo desde hace muchos años. Ella es ingenua, graciosa, y está en edad de que los jóvenes empiecen a fijarse en ella. Por petición de una familia rica del condado, su padre la envía a la mansión de los Hamley para que haga compañía durante unas semanas a las enfermiza Sra. Hamley, quien enseguida le toma mucho cariño. Los Hamley tienen dos hijos estudiando en Cambridge: Osbourne, poeta y el más adorado por sus padres, y Roger, tranquilo y amante de la naturaleza. Con la visita de Roger (Anthony Howell), Molly y él se hacen amigos. Pero una noticia inesperada tira por suelos el mundo de la joven: su padre va a casarse de nuevo. La nueva Sra. Gibson (Francesca Annis) es una mujer manipuladora e irritante, y tiene una hija, Cynthia (Keeley Hawes), una hermosa joven de la que siempre todos los hombres se enamoran. Las dos muchachas, a pesar de sus diferencias, se hacen muy amigas. Pero Molly, viviendo bajo el mismo techo que estos dos personajes, se encontrará en situaciones que nunca antes había experimentado, y tropezará además con la desilusión de un amor no correspondido.Lo mejor de esta miniserie, dejando a un lado, por supuesto, la ambientación, etc. etc., es el tono humorístico con el que están tratadas prácticamente todas las escenas. Es un humor sutil, que se encuentra en los diálogos, entre líneas, y también en el retrato que se hace de una sociedad obsesionada en los chismorreos, la sustancia de la vida de algunos de los personajes. Los actores están estupendos, en especial Michael Gambon (Sr. Hamley), que tiene algunas de las mejores frases de la serie.

Por lo demás, no me ha gustado tanto como otras miniseries, simplemente por una cosa de la historia, que no diré para no spoilear aquí el final.

Por cierto, la miniserie es una adaptación de la novela inacabada del mismo nombre, de Elizabeth Gaskell, la misma escritora de “Norte y Sur”. Y si bien “Norte y Sur” tenía cierto aire a “Orgullo y Prejuicio”, “Esposas e Hijas” me recordaba en ciertos aspectos a Mansfield Park, también de Jane Austen.

FRASES:

SR. HAMLEY: No estoy diciendo que ella fuera estúpida. Sólo digo que uno de los dos se comportó de forma estúpida y no fui yo.

LADY HARRIET CUMMOR: Buenas noches, señoras. Espero que se encuentren bien.
SRA. GOODENOUGH: Muy bien, ¡pero menudo chasco!.¡Nunca he visto una duquesa tan andrajosa!.¡No lleva ni un sólo diamante!.
SRA: GIBSON: Ésta es Lady Harriet de Las Torres, Sra. Goodenough.
SRA. GOODENOUGH: ¡Cielos, espero no haber ofendido a su señoría! Pero es que vine aquí sólo por ver a la duquesa. Pensé que por lo menos vendría con diamantes y corona.
LADY HARRIET CUMMOR: Tiene toda la razón. Intentaremos arreglarnos más la próxima vez.
SRA. GOODENOUGH: ¡Gracias!. (se levanta y se va)

TESS DE LOS D’URBERVILLES (1998)
El cura de una aldea le revela a John Durbeyfield que su nombre es una deformación de d’Urberville, una noble familia casi extinguida. La pobre situación de la familia hace que John envie a su hija, Tess (Justine Waddell – de nuevo), a la mansión donde viven los D’Urbervilles, para que le den trabajo como favor por la relación de parentesco. Pero en la casa grande quien maneja la situación es el siniestro Alec (Jason Flemyng), que se enamora de ella y la intenta seducir. Suceden ciertos acontecimientos, que no contaré para no fastidiar la historia, que hacen que Tess regrese a su casa y luego se vuelva a marchar a otro condado a trabajar a una granja, donde conoce y se enamora de Angel Clare (Oliver Milburn) (con el nombre ya lo digo todo). Pero su pasado la atormenta y persigue…Se trata de la adaptación de una novela de Thomas Hardy que ya fue llevada al cine por Roman Polanski en 1979. Es un dramón de historia y la miniserie tiene sus altibajos. Pero en general me gustó mucho, tanto por la ambientación, como por la fotografía y la belleza de algunas imágenes, y también, claro está, por la historia en sí, que aunque triste, es muy conmovedora y bella.

FRASES:TESS: ¡Madre, cómo podía saber lo que iba a pasar! ¡Yo era una niña cuando dejé esta casa! ¡¿Por qué no me dijiste que los hombres son peligrosos?! ¡No me ayudaste!

ANGEL: Si quisieras estudiar.. por ejemplo historia, algún tipo de lectura…
TESS: ¿De qué sirve leer el libro de alguien, solo para darte cuenta de que existieron un montón de personas como tú en el pasado y que simplemente estás repitiendo sus experiencias? ¡Es mejor no saberlo!
ANGEL: ¿Mejor no saberlo? ¿Quieres decir que no quieres estudiar nada?
TESS: Solo necesito saber cuándo sale el sol, qué es lo justo y lo injusto. Los libros no me contarán nada de eso.
ANGEL: Tess… cuánta amargura.

TESS: Si… Oh si, pero es demasiado tarde.

Dejo solo un video muy cortito de Tess y Angel:

About these ads