Director: Trevor Nunn

Actores: Helena Bonham Carter, Cary Elwes, John Wood, Michael Hordern.
Al morir En
rique VIII de Inglaterra, el trono pasa su hijo Eduardo VI, un niño de 15 años de salud muy débil, quien hereda la soberanía sobre un país dividido entre católicos y protestantes. John Dudley, jefe de la cámara real, viendo próxima la muerte del joven rey, y temiendo que con la siguiente heredera, Mary (hija mayor de Enrique VIII), el país caiga en manos papistas, realiza un plan: casa a Lady Jane, cuarta en la sucesión al trono, con su hijo, Guilford Dudley, mientras intenta convencer al moribundo rey de que deje la corona a ésta. De esa manera, con Jane en el trono, seguirían los protestantes en el gobierno, y el propio Dudley podría tener influencia más que suficiente para obrar a sus anchas. Pero no cuenta con el carácter fuerte e innovador de la joven pareja, ni con la traición del resto de los miembros de la cámara. Como resultado, Jane y Guilford se convierten en víctimas inocentes de las intrigas y políticas palaciegas.

La película no sólo se centra en este contexto histórico, si no que además relata de forma bastante inocente y edulcorada la historia romántica entre Jane y Guilford, dos jóvenes con aparentemente nada en común, que se odian en un principio, pero que con el tiempo, empiezan a amarse apasionadamente, haciéndose inseparables. Ambos, con sus diferencias forman las dos caras de una moneda, que representa la inocencia, el idealismo y la ilusión juvenil de poder cambiar el mundo.

Qué desilusión, al buscar información sobre los personajes, cuando leí que en realidad se odiaban mutuamente, y que Lady Jane era una joven de gran inteligencia y testaruda, algo que se muestra en la película, pero de forma algo limitada, prestando más atención al romance.

La película en general me ha gustado, porque el contexto histórico está muy bien plasmado y las interpretaciones de todos los personajes son excelentes. La ambientación, vestuario, etc, también de sobresaliente. Si la parte romántica de la película hubiera sido menos cursi, por así decirlo, sería una película redonda, aunque hay momentos divertidos, y otros bastante bonitos.

Frases:

Jane (leyendo a Platón): “El alma se eleva hacia un mundo que es eterno… invisible, pero al llegar allí, está segura la dicha y mora de por vida en el paraíso.”

Jane: Guilford… ¿Ha de ser siempre así? ¿Es que el fuerte no puede ser bondadoso?

Sra. Ellen: El proverbio dice que un milagro dura nueve días, y después el cachorro abre los ojos. ¿Qué sucede el décimo día?

John Dudley: Un perro vivo es mejor que un león muerto.

Jane: La próxima vez que vea tu rostro, que sea para toda la eternidad.

Tiene 4 estrellas en el imdb