“Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas.” Hace un mes más o menos vi la tercera película de Harry Potter unos 3 años después de haberme leído el libro, así que los detalles del mismo no los tenía muy presentes como para encontrar mil pegas a la película, que por cierto, me encantó. Hace unos días me quise volver a leer el libro (por la fiebre potterniaca que me ha entrado últimamente), y me percaté más de los cambios que hay, pero creo que estos ayudan a darle una estructura coherente a la película dentro del metraje de la misma sin que queden cabos sueltos y también evitando exponer muchos elementos que puedan hacer cargante a la película. Si las dos primeras pretendían ser un reflejo fiel de los libros, haciéndose demasiado largas y pesadas, y dejándote fría; ésta es, por el contrario, una adaptación libre, como podría ser el Peter Pan de P.J. Hogan, que aun no siendo completamente fiel al libro, conserva su esencia compensando las diferencias, y sintiendo realmente la magia de los libros. Lo único de lo que podría quejarme es de la omisión de la explicación del Mapa del Merodeador, desvelando que Sirius, Lupin, Pettegrew y James Potter son los creadores del mismo, es decir, Canuto, Lunático, Colagusano y Cornamenta, y entendiendo así por qué el Patronus de Harry adopta la forma de un ciervo. Es de las anécdotas más interesantes del libro, y de la saga de Harry Potter. Pero en fin…Argumento:
Harry regresa a Hogwarts tras una exhibición de magia causada por la rabia ante sus tíos muggles. Durante este curso, el colegio estará custodiado por los Dementores, los guardianes de la prisión de Azkaban, ya que uno de sus presos, Sirius Black, antiguo espía de Lord Voldemort, ha escapado y todos temen que quiera matar a Harry. Los Dementores son unas criaturas terribles, que se alimentan del alma de su víctimas y parecen sentir cierta atracción por Harry, el cual se siente más afectado que cualquiera con su presencia. Como cada año, un nuevo profesor se pone al frente de la asignatura de Defensa contra las Artes Oscuras, y en esta ocasión se trata de Remus Lupin (David Thewlis), un hombre tranquilo y enfermizo, que ayudará a Harry a mantener a raya a estos seres.

Harry, Ron y Hermione corren una nueva aventura, reflejando además el paso de estos personajes hacia la adolescencia, dejando entrever ya elementos de rebeldía, rabia, y frustración que conlleva esa etapa de la vida.

Lo mejor de la película es su estética gótica, y los pequeños detalles secundarios de la vida cotidiana del mundo mágico, como el pajarillo que vuela hacia el sauce boxeador, los fantasmas de los caballeros corriendo por el castillo, el fantasma Peeves pasando por medio de un alumno causándole el asco, etc. Y mi escena favorita es la que transcurre en la Casa de los Gritos, cuando aparece por fin Sirius Black (Gary Oldman) y se revelan algunos secretos.

Algunas breves críticas sacadas de FilmAffinity:“¿Es el prisionero de Azkaban tan buena como las dos primeras? No lo suficiente. (…) necesita explicar más de lo que debiera. Pero el mundo de Harry Potter permanece siendo encantador, entretenido y sofisticado.” (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
—————————————-
“Una delicia visual” (Claudia Puig: USA Today)
—————————————-
“Este film puede decepcionar a algunos viejos dogmáticos Hogwartsianos: algunos pocos puntos del argumento han sido sacrificados, y Mr. Cuarón parece que no se preocupa mucho por Quidditch. Pero estos lapsus se compensan de sobra con su fuerza emocional y su garbo visual.” (A.O. Scott: The New York Times)
—————————————-
“No sólo es esta deslumbrante entrega de lejos la mejor y más emocionante de las tres películas de Harry Potter hasta la fecha, es también un film que puedes ver incluso si nunca has oído hablar de la autora J.K. Rowling y de su jóven héroe mago.” (Peter Travers: Rolling Stone)
—————————————
“Al final, ‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’ ofrece lo que ninguna de sus predecesoras tenía: realmente magia.” (Steven Rea: Philadelphia Inquirer)
—————————————-
“Disfruta los sabrosos brebajes de brujería que Cuarón ha cocinado en su marmita de Harry. (…) Realmente fantástica.” (Richard Corliss: Time)
—————————————-
“He aquí, finalmente, una película de Harry Potter que desarrolla todo su potencial: esto es, sencillamente, llena de vida.” (Rene Rodriguez: Miami Herald)
—————————————
“La palabra correcta para ‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’ es maravillosa, llena de maravillas grandes y pequeñas.” (Joe Morgenstern: Wall Street Journal)
—————————————-
“La más hermosa de las aventuras. (…) Así, en los 142 minutos que dura la peripecia -que se hacen verdaderamente cortos- sigue presente el sentido del humor, las travesuras dentro del colegio Hogwarts para magos, los personajes entrañables (y también los menos). Una mezcla entre innovación y tradición tan sabia como efectiva.. aunque tal vez en esta parte se queden por el camino los admiradores más pequeños de la saga del joven aspirante a hechicero.” (M. Torreiro: Diario El País)
Citas de la película:

PROF. TRELAWNEY (en la clase de Adivinación): Observa la taza. Dime lo que ves.
RON: Bien… Harry tiene una cruz retorcida… (buscando en el libro)… eso significa agobio y sufrimiento. Pero este grumo de aquí podría ser el sol… eso es gran felicidad. Así que…(dudando y mirando a Harry) vas a sufrir, pero eso te hará feliz.

LUPIN: La primera vez que te vi, Harry, te reconocí de inmediato. No por la cicatriz. Sino por tus ojos. Son los de tu madre, Lily. Si, la conocí. Tu madre me apoyó cuando nadie se atrevió. No sólo era una bruja de singular talento, sino una mujer extraordinaria. Tenía la virtud de ver la belleza ajena. Incluso, y eso es lo más especial, en quien no sabía verla en sí mismo. Y tu padre, James, por el contrario, tenía cierto, digamos talento para los problemas. Un talento, según corre el rumor, que has heredado tú. Te pareces más a ellos de lo que crees, Harry. Con el tiempo llegarás a entender cuánto.

HARRY (refiriéndose a Sirius Black): Él era su amigo, y les traicionó. ¡Él era su amigo!. Espero que me encuentre. Pero cuando lo haga, estaré preparado. Cuando me encuentre, le mataré.

SNAPE (con la varita apuntando el Mapa del Merodeador): ¡Revela tus secretos! (aparecen letras en el pergamino) Léelo.
HARRY (leyendo): Los señores Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta presentan sus cumplidos al profesor Snape…
SNAPE: Continúa.
HARRY: y le instan a que no meta su inmensa narizota en lo asuntos ajenos.

SNAPE (a Lupin y Sirius): Miraos.. Discutiendo como un matrimonio trasnochado.
SIRIUS (a Snape): ¿Por qué no te vas a jugar con tus cacharros de química?

LUPIN: Si de algo me siento orgulloso es de lo mucho que has aprendido este año. Y puesto que ya no soy tu profesor, no tengo el menor reparo en devolverte eso (señalando el mapa). Ahora me despido de ti, Harry. Nos volveremos a ver algún día. Hasta entonces… (apuntando el mapa con la varita)…

“¡Travesura realizada!”