Mi amor por Linton es como el follaje del bosque. Bien sé que cambiará con el tiempo, al igual que el invierno transforma los árboles. Mi amor por Heathcliff se asemeja a las rocas inmutables de debajo de la tierra: manantial de escasa alegría, aparentemente, pero necesario. ¡Nelly, yo soy Heathcliff! Lo tengo constantemente en mi pensamiento; no como un gozo, puesto que no soy en todo momento un gozo para mi misma, sino como mi propio ser. No vuelvas a hablar de nuestra separación; eso es imposible y…

¡Catalina!¡ Haga Dios que no reposes mientras yo viva! Si es cierto que yo te maté, persígueme. Se asegura que la víctima persigue a su asesino. Hazlo, pues, sígueme hasta que me enloquezcas. Pero no me dejes solo en este abismo. ¡Oh! ¡No puedo vivir sin mi vida! ¡No puedo vivir sin mi alma!.