Jane Austen


Película que retrata los últimos años de la vida de Jane Austen (Olivia Williams) mientras intenta ayudar a su sobrina Fanny (Imogen Poots) en la elección del marido ideal. Esto sirve de excusa para que la propia escritora eche la vista atrás y reflexione sobre las decisiones tomadas en el pasado, cuestionándose si fueron acertadas habiéndola condenado a una vida de “soledad” y semi-pobreza pero también dotándole de la libertad para seguir dedicándose a escribir.

A pesar de que en todas sus novelas, las heroínas encuentran a su media naranja y se casan al final, Jane Austen permaneció soltera hasta la tumba, y no por falta de pretendientes precisamente. Se sabe que recibió al menos dos proposiciones de matrimonio y es conocida su faceta de coqueta en bailes y fiestas. El caso es que una de esas proposiciones llegó a aceptarla para retractarse al día siguiente, quizás después de pasar la noche en vela recapacitando sobre si la posición económica era más importante que el amor (el pretendiente en cuestión era el heredero de una gran propiedad ni más ni menos).

Pero el caso es que no podemos saber lo que pensaba realmente, ni si se arrepintió alguna vez de ello; lo único que se conserva de sus pensamientos son las cartas que no fueron destruidas a su muerte y que son la base del guión de Miss Austen Regrets, de hecho, me enteré, gracias a Cristina, que muchas frases están sacadas literalmente de esas cartas.

La película nos presenta a una Austen madura, irónica y también algo borde, satisfecha de su condición de soltería. A medida que avanza la historia, el tono general se vuelve más amargo, que es cuando el pasado la golpea debido a circunstancias presentes. Como contraste, tenemos a su sobrina Fanny, llena de esperanzas y juventud, con toda la vida por delante, a la que Jane en alguna ocasión observa con amargura haciéndole recordar que su momento ya pasó. Este personaje parece que sea la representación del espectador amante de Jane Austen, queriendo saber más de la escritora de lo que nos muestra y esperando descubrir sus secretos.

Entre los personajes secundarios tenemos a la hermana de Jane, Cassandra (Greta Scacchi), que representa el pilar sobre el que la protagonista se apoya, y Brook Bridges (Huge Bonneville), un antiguo pretendiente que vuelve a entrar en su vida; la madre (Phyllida Law), hiriente en sus palabras aunque no lo pretenda; los hermanos de Jane, cuyos problemas económicos afectan a todos y una serie de personajes masculinos que hacen mostrar a Jane su lado más flirteador.

Hay escenas realmente bonitas, para lo cual ayuda, como no, la perfecta factura de la BBC, pero lo que realmente enriquece a la película son los diálogos, la voz en off de Jane, en definitiva, el excelente guión de Gwyneth Hughes, que consigue crear a una Jane Austen creíble, y emocionarnos al mismo tiempo con sus reflexiones, no como en ese supuesto biopic llamado “La Joven Jane Austen” que no tenía credibilidad ni sustancia alguna.

También hay que decir que la elección de los actores es bastante acertada. Aunque es difícil poner un rostro real a Jane Austen, Olivia Williams acaba convenciéndonos, al menos del guión, y su entonación profunda le da un tono de inteligencia y carácter al personaje. Greta Scacchi, aunque aparece poco, fue de lo que más me gustó, y además tiene cierto aire a Olivia Williams con lo que pasan por hermanas totalmente. Todas las escenas que comparten estas dos actrices son preciosas, en especial una hacia el final. El resto de actores me pareció bastante correcto. Imogen Poots (Fanny) vista en “28 semanas después” está llena de frescura y también descubrí a un par de actores interesantes que no conocía.

En definitiva, esta es una película que los amantes de Jane Austen no pueden dejar pasar, porque nos ofrece una visión realista de la escritora alejada del romanticismo de las últimas producciones sobre su obra, y que por ello se hace más cercana, de carne y hueso. Más de uno/a se reirá con las conversaciones sobre su obra o se emocionará con pasajes más reflexivos al final. Para mí ha supuesto descubrir una pequeña joya, pues teniendo el precedente de las últimas películas sobre Jane Austen y las adaptaciones de sus novelas, no estaba segura de que me fuera a gustar. Por cierto, que el boom Jane Austen va para largo, aun nos queda por ver “Lost in Austen” y “Jane Austen Handheld”, ambas comedias con “Orgullo y prejuicio” como telón de fondo.

Bueno, se me olvidaba comentar, aunque quede aquí algo descolocado, que la banda sonora es una maravilla, prácticamente toda a piano, muy evocadora y bonita.

[Si queréis saber un poquito más de Jane Austen, os recomiendo esta página]

Y si a alguien le interesan los subtítulos en español de la película, podéis encontrarlos aquí (para la versión de la PBS que está recortada. La BBC aun tiene que emitir en su cadena la película enterita).

FRASES:

[Apunto de presentarle a su pretendiente]
FANNY: Por favor, no esperes que sea ningún Mr. Darcy.
JANE: Querida, estamos en el mundo real. La única manera de conseguir un hombre como Mr. Darcy es inventándoselo.

[Antes de entrar al salón donde las esperan los invitados]
FANNY: Ahora ya puedes rechazar a todos los hombres casaderos de Kent.
JANE: Seré tan educada con ellos como su mal aliento me lo permita.

[Hablando sobre un hombre con el que Jane flirteaba]
FANNY: Y es feo.
JANE: Bien hecho, Fanny. Al fin has descubierto la verdadera razón por la que nunca escogí un marido.
FANNY: ¿Porque jamás encontraste uno lo bastante atractivo?
JANE: No. Jamás encontré a uno por el que valiera la pena renunciar al flirteo.

JANE: Las solteras tienen una espantosa propensión a ser pobres. Y la mejor receta que conozco para la felicidad son unos grandes ingresos.

BRIDGES: No puedes ocultarte detrás de tus inteligentes palabras tanto como quisieras.
JANE: Bien, porque mis inteligentes palabras pronto serán lo único que pondrá un tejado sobre mi cabeza… o sobre la de mi madre o la de mi hermana. Parece que voy a ser mi propio marido.
BRIDGES: Yo habría puesto un tejado sobre todas vuestras cabezas y te habría querido, querida Jane, hasta que la muerte nos separara.

DR. HADEN: Encantado de presentarme a ud. apropiadamente, Srta. Austen. Charles Haden, un admirador.
JANE: Me sorprende escuchar que lee usted novelas, Mr. Haden. No soy lo suficientemente inteligente para usted. Los caballeros leen mejores libros.
DR. HADEN: La verdad es que he leído muchas más novelas románticas que las convenientes para mi alma inmortal.
JANE: Tendrá que retirar la palabra “romántica”, si realmente quiere demostrar que ha leído las mías.

—–

OS dejo un fan trailer cortito y con subtítulos en español.

ss00.jpg

Hace un par de meses la BBC estrenó otra de sus esperadas mini-series, una nueva adaptación de la novela “Sentido y sense21.jpgSensibilidad” de Jane Austen. A pesar de mis reticencias hacia el reparto, por ser de la BBC creí que podría gustarme, pero al final fue una decepción. Y es que sin querer, no pude quitarme de la cabeza la bellísima adaptación que Ang Lee llevó a cabo en 1995.

Sentido y Sensibilidad” fue la primera película que vi basada en una novela de Jane Austen; recuerdo ir a verla al cine con mi tía y salir entusiasmada. Tanto que me compré enseguida el libro para leerlo (llamado “Juicio y Sentimiento”). Ese fue mi primer contacto con Jane Austen; después leí su famoso “Orgullo y prejuicio“, al que siguieron “Emma“, “La Abadia de Northanger“, “Mansfield Park” – por ese orden además – y tras una tentativa fallida de leerme “Persuasión” en inglés, por fin me lo leí el año pasado (en castellano).

He visto prácticamente todas las adaptsense5.gifaciones de sus novelas que he tenido a mi alcance; unas me han gustado más, otras menos y otras nada. “Sentido y Sensibilidad” de Ang Lee está entre mis favoritas y a pesar de los años, y de las diferencias con el libro, aun guarda un encanto especial.

La película empieza con la muerte del rico Sr. Dashwood de Norland Park, cuyas propiedades y herencia pasan a su hijo mayor, John, dejando a su segunda esposa y tres hijas (Elinor, Marianne y Margaret) en una situación delicada. John y su esposa Fanny llegan a Norland para instalarse como señores de la casa mientras su madrastra y hermanastras hacen los preparativos para marcharse de la mansión y buscar una casa que puedan mantener con la pequeña asignación que reciben. Edward Ferrars (Hugh tn2_sense_and_sensibility_1.jpgGrant), hermano de Fanny, es invitado a Norland y entre él y Elinor (Emma Thompson), la mayor de las Dashwood, se forma una estrecha relación que no llega a progresar debido a la marcha repentina de éste a Londres. Un pariente lejano les ofrece una pequeña casa de campo en Devonshire donde la Sra. Dashwood y sus hijas empiezan una nueva vida. Allí conocen al Coronel Brando (Alan Rickman) que se enamora al instante de Marianne (Kate Winslet), pero es el joven y vivaz Willoughby (Greg Wise) quien se gana rápidamente su corazón.

El título de la película podría hacer referencia a las dos hermanas mayores: Elinor, la mayor, que representa la razón, el realismo y los sentimientos contenidos, y Marianne, la mediana, que es todo pasión e idealismo. Ambas tendrán que enfrentarse con sus diferentes formas de ser al amor y a la decepción.

El guión, que le llevó a Emma Thompson cuatro años adaptarlo a la gran pantalla y le valió un oscar al mejor guión adaptado, es una de sus bazas a favor, pues aunque se salta algunas partes del libro, contiene la ironía y sentido del humorsenseandsensibilitypromo_016.jpg característico de Austen, las escenas sirven a la perfección para conocer cómo es cada personaje y además añade escenas memorables que no estaban en el libro pero que son de una gran belleza dramática. La dirección es delicada y la fotografía es preciosa, creando una atmósfera romántica (en sentido pictórico) de los paisajes y en general de la vida en el campo. Pero además de todo esto, otro de sus aciertos es el reparto, destacando a una entonces desconocida Kate Winslet, que roba cada escena y a Alan Rickman, que cambia asombrosamente de registro al tenernos acostumbrados a papeles de villano. Pese a todo lo que se dice sobre su edad para el papel, Emma Thompson también está estupenda como Elinor, haciéndonos sentir todo su dolor sin expresarlo abiertamente. Y en cuanto a Hugh Grant, sale poquito y además cuando se estrenó la película, sólo era famoso por “4 bodas y 1 funeral”, así que aun no nos tenía cansados con su típica actuación de tímido-cohibido-con dificultad para expresarse. Pero también todos los secundarios hacen un gran trabajo, aportando en muchas ocasiones los toques de humor, incluido Hugh Laurie, interpretando al Sr. Palmer, personaje no muy alejado de su famosos Dr. House.

senseandsensibilitypromo_004.jpg

Y que no se me olvide la banda sonora compuesta por Patrick Boyle, que añade la guinda al pastel, con una partitura donde predomina el piano y los instrumentos de cuerda que se adapta a las imágenes perfectamente.

Con un precedente así, hasta la BBC lo ha tenido difícil para superarlo, y su nueva adaptación se queda solo en “curiosa de ver” pero en general con un guión muy seco y un reparto nada carismático, salvándose sólo algunas escenas.

FRASES:

FANNY: La gente vive eternamente cuando hay una renta anual que recibir.

MARIANNE: Buenos días, Fanny.
FANNY: Buenos días, Srta. Marianne.
MARIANNE: ¿Cómo ha encontrado la plata? ¿Era toda auténtica?

SRA. DASHWOOD: Ya es suficiente, Margaret. Si no puedes pensar en nada adecuado que decir, por favor, limítate a hablar del tiempo.

SRA. DASHWOOD: Pero él te ama, de eso estoy segura.
ELINOR: Yo no estoy en absoluto segura de su estima hacia mí. Incluso aunque él sintiera tal preferencia, creo que seríamos necias al suponer que no habría muchos obstáculos en su matrimonio con una mujer sin posición que no puede comprar ni azúcar.
SRA. DASHWOOD: Pero Elinor, tu corazón debe decírtelo.
ELINOR: En tal situación, mamá, quizás sea mejor usar la cabeza.

MARIANNE: ¿Pero qué sabe ud. del Sr. Willoughby, Sir John?
SIR JOHN: Un buen tirador… y no hay jinete más audaz en toda Inglaterra.
MARIANNE: Pero ¿cómo es?
SIR JOHN: ¿Cómo?
MARIANNE: ¿Cuáles son sus gustos, sus pasiones, sus metas?
SIR JOHN [pensando]: Bueno… tiene la perra Pointer más bonita que existe. ¿La llevaba con él ayer?

ELINOR [tras marcharse Willoughby]: Buen trabajo, Marianne. Habéis recorrido Shakespeare, Scott y todas las formas de poesía. Otro encuentro y descubrirás sus opiniones sobre la naturaleza y el romanticismo. Luego ya no tendréis más que hablar y la relación habrá terminado.
MARIANNE: Supongo que he pecado contra el decoro. Debería haber sido lánguida y apocada y hablar solo del tiempo y del estado de los caminos.
ELINOR: No, pero al Sr. Willoughby no puede caberle ninguna duda de tu entusiasmo por él.
MARIANNE: ¿Por qué debería dudarlo? ¿Por qué debo ocultar mi estimación?
ELINOR: Por ninguna razón en particular. Sólo que sabemos tan poco de él.
MARIANNE: Pero el tiempo no determina la intimidad. Siete años serían insuficientes para que algunas personas se conocieran bien mutuamente y siete días bastan para otros.
ELINOR: O siete horas en este caso.
MARIANNE: Siento como si ya conociera al Sr. Willoughby. Si mis sentimientos fueran más superficiales quizás podría ocultarlos, como tú.

SRA. JENNINGS: Sr. Palmer, ¿ve ud. a alguien a quien conozcamos?
SR. PALMER: Por desgracia, no.

ELINOR: Aunque sea fascinante la idea de que la felicidad de una dependa de una sola persona, no siempre es posible. Debemos aceptarlo. Edward se casará con Lucy y tú y yo regresaremos a casa.
MARIANNE: Siempre la resignación y la aceptación. Siempre la prudencia, el honor y el deber. Elinor, ¿y tu corazón?
ELINOR: ¿Qué sabes tú de mi corazón? ¿Qué sabes tú si no es de tu propio sufrimiento? Durante semanas he tenido esto oprimiéndome, sin tener la libertad de hablar de ello con una sola criatura. [...] Créeme Marianne, de no haber sido forzada al silencio habría dado muestras suficientes de desolación incluso para ti.

EDWARD [visita a las Dashwood]: Confío en que todas estén bien.
MARIANNE: Gracias, Edward. Todas estamos muy bien.
[silencio, hay tensión en el ambiente]
MARGARET: Hemos disfrutado de muy buen tiempo. [Marianne le da un codazo] ¡Es verdad!
EDWARD: Me alegra oírlo. Los caminos estaban… muy secos.

El trailer (algo soso, he de reconocer)

Una de mis escenas favoritas de la película:

Y el trailer de la nueva adaptación de la BBC:

Catherine Morland es una jovencita a la que le apasiona leer novelas góticas, llenas de misterio, mansiones encantadas, romances y demás elementos, que alimentan su imaginación con ideas fantasiosas. Los Sres. Allen, vecinos, la invitan a pasar una temporada con ellos a Bath, donde podrá acudir a bailes y socializar con gente refinada. Allí conoce a Henry Tilney, un simpático joven, del que ella acaba enamorándose. A su vez, hace una amiga, Isabella Thorpe, coqueta y manipuladora, cuyo hermano, John, amigo del hermano de Catherine, se interesa por ella. Después de conocer mejor a sus nuevas amistades, se decanta más por Henry Tilney y su hermana, Eleanor, y finalmente, el padre de estos, el General Tilney, un hombre severo y de carácter frío, la invita a pasar con ellos un tiempo en su hogar, la Abadía de Northanger, lugar que Catherine ha imaginado como salido de una de sus novelas favoritas. Pero pronto, tendrá que poner los pies en la tierra.”La Abadía de Northanger” es la novela más divertida de Jane Austen. Narrada desde la primera frase con total ironía y sentido del humor, se te pasan las páginas volando y soltando más de una carcajada. Lo cierto es que el título desconcierta, porque parece que sea una historia gótica, como las que lee Catherine, pero en verdad no tiene nada que ver, y la autora juega mucho y se lo pasa bomba desmitificando los tópicos de ese tipo de libros. Los personajes, como siempre, están muy bien perfilados, y tenemos desde los personajes adorables, hasta los cómicos y los indeseables, sin olvidarnos del héroe, esta vez más directo y cachondo que el famoso Sr. Darcy, y la heroína, Catherine, tan inocente e ingenua, que no pilla una indirecta aunque vaya sin la “in”.La película del canal inglés, ITV, es una buena adaptación, siendo uno de sus atractivos la elección de los dos actores protagonistas, que plasman a la perfección la esencia de los personajes.
Se echa en falta algunas escenas y diálogos del libro que me gustaron mucho, pero como no se trata de una miniserie se lo perdono, y además el guionista, Andrew Davies – el mismo de la miniserie de “Orgullo y Prejuicio” – se permite ciertas licencias, en especial en las fantasías mentales de Catherine, algo subiditas de tono para tratarse de Jane Austen jeje. Pero en general, te hace pasar un rato muy divertido y merece la pena en su conjunto. Aunque después de ver un video de una adaptación de los años 80, me decepcionó que no aparecieran los baños de Bath.

FRASES:

NARRADORA: Nadie que hubiera conocido a Catherine Morland de niña hubiera imaginado que se convertiría en una heroína.

SR. MORLAND: ¿Podría haber pasatiempo más inocente e inofensivo para una jovencita que leer?

NARRADORA: Pero cuando una señorita ha de convertirse en una heroína algo debe suceder para que la aventura se cruce en su camino.

CATHERINE: ¿Cree que el Sr. Thorpe no es de fiar?
HENRY: Querida Srta. Morland, ¿no se ha parado a pensar que quizás yo no sea la persona adecuada a la que consultarse asuntos sobre el Sr. Thorpe.

CATHERINE: ¿Entonces la Abadía está embrujada?
HENRY: (tomándole el pelo) ¡No solo eso! Mazmorras, pasadizos secretos, esqueletos, extrañas criaturas que atraviesan el alma.
CATHERINE: ¿Y algún vampiro? ¿No me diga que hay vampiros? Podría soportarlo todo menos vampiros.
HENRY: Srta. Morland, creo que ahora es usted quien me está tomando el pelo a mí.

HENRY: Quizás después de todo, sí es posible leer demasiadas novelas.

JAMES MORLAND (en carta): Querida Catherine, ten cuidado dónde entregas tu corazón.

HERMANITAS: ¡Cathy! ¡Viene un hombre en un caballo blanco!

VIDEOS:

Trailer de la ITV:

Escena: primer encuentro y baile de Catherine y Henry Tilney (subtitulado):Y aquí os paso los subtítulos en castellano.
http://z28.zupload.com/download.php?file=getfile&filepath=55924

“Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero en posesión de una buena fortuna debe estar en busca de esposa.”

 

Los Bennet son un matrimonio de clase social media-baja con 5 hijas en edad casadera. Puesto que al ser mujeres ninguna de ellas heredará, es importante casarlas, y según la Señora Bennet, cuanto más rico sea el partido elegido mejor. El Señor Bingley, un joven y simpático caballero adinerado, se muda al vecindario, junto con su hermana, una arrogante snob, y con su amigo, el Señor Darcy, otro rico caballero, de aspecto orgulloso y menos afable. Durante un baile de presentación, Bingley empieza a sentirse atraído por la mayor de las hermanas Bennet, Jane, la belleza del condado, buena y bastante tímida, y parece que el afecto es mutuo. Sin embargo, al mismo tiempo, entre el Señor Darcy y la segunda de los Bennet, Elizabeth, empieza una relación poco amistosa, basada en el orgullo y los prejuicios de ambos, que se convierte en el centro de la historia.Como todo el mundo sabe a estas alturas, la película está basada en la novela de Jane Austen del mismo nombre, un divertidísimo libro lleno de personajes caricaturizados y diálogos ingeniosos. Para mi gusto, es la mejor de las novelas de la autora, que se llevó a pantalla de forma increíble en 1995 en una mini-serie de 6 episodios de la BBC, con Colin Firth y Jennifer Ehle en los papeles protagonistas. Desde entonces, Mister Darcy (dejémosle el título en inglés que queda mejor) es y siempre será Colin Firth (o viceversa). Tal es la identificación que se le ha hecho con el personaje que retomó en cierta manera el papel en el “Diario de Britget Jones”, haciendo un guiño al libro, en el cual Britget y sus amigas estaban enganchadas a la susodicha serie y en especial a Colin.
En fin… el caso es que al ir al cine a ver esta nueva adaptación, intenté de
jarme los prejuicios (nunca mejor dicho) en casa, ya que sabía que nada podría superar esa magistral serie. Y en eso tenía razón. Y a pesar de entrar con la mente abierta, predispuesta a que me guste por flojilla que fuera, no lo he conseguido, y he salido con una gran decepción. No me arrepiento de haberme gastado el dinero en la película; tiene muchas cosas buenas, como es la ambientación, los paisajes y la fotografía, etc. El primer baile, por ejemplo, es de lo mejor del metraje; incluso mejor – me atrevería a decir – que en la serie, realmente puedes sentir el ambiente campestre que se respira. Los actores no lo hacen mal: te crees el personaje de la hermana mayor, lo cual era algo difícil en la serie; te ríes con la madre y las dos tontas hermanas pequeñas. Pero el pobre actor que interpreta a Darcy la verdad es que le habían puesto el listón muy alto, y siendo generosa, le doy solo un aprobado. Es bastante soso, y no transmite casi emociones, por muy altivo que Mr. Darcy sea. En cuanto a Keira Knightly, la protagonista indiscutible de la película, no me acaba de convencer. Es verdad que ella carga con casi todo el peso de la peli, y eso es difícil, pero no le veo casi expresión en la cara, solo en determinados momentos. Lo que me gustó mucho es que, a diferencia por ejemplo de Piratas del Caribe, no han intentado “resaltar” todas sus virtudes a través del vestuario y el maquillaje, y eso que esos trajes estilo regencia suelen favorecer mucho a las mujeres. La visten de la forma más sencilla, incluso más que a sus hermanas que son de la misma clase social, quizás para entender que si su personaje destaca no es por su aspecto, sino por su vitalidad e inteligencia.
Por último, en cuanto a adaptación literaria se refiere, se han centrado casi exclusivamente en la relación Darcy-Elizabeth, que sin duda es lo más interesante, y un fallo tremendo al hacerlo, me ha parecido que ha sido el maltrato al personaje de Wickham, personaje imprescindible que tras dos cortas escenas se olvidan de él, para recuperarlo al final. Era un elemento que hacía aumentar la tensión que hay entre los protagonistas, y casi ni nos enteramos de su existencia.
Lo mejor de la película: los paisajes, el primer baile, la señora Bennet, Lydia y Kitty, la timidez de Bingley.
Lo peor: haber visto antes la serie de la BBC.
Para una crítica más favorable, ésta, llamada apropiadamente “Don’t let 1995 version of ‘Pride’ prejudice you: This one’s great”Dos breves críticas de FilmAffinity:
“Wright y la guionista Deborah Moggach han llevado a la pantalla la letra y la esencia de Austen con una alegría desbordante. Los elementos cómicos funcionan en todo momento.” (Javier Ocaña: Diario El País)

—————————————-

“La decepción brilla por su ausencia (…) diseño de producción perfecto (…) reparto excepcional (…) portentoso Matthew Macfadyen como Darcy (…) Puntuación: *** (sobre 5).” (Javier Cortijo: Diario ABC)Página web de la película

.

“Desde el comienzo mismo, casi puedo decir que desde el instante mismo en que lo conocí, sus modales, que consideré propios de una persona arrogante, su vanidad, su desdén egoísta a los sentimientos ajenos, pusieron los cimientos de la desaprobación que los sucesos posteriores han convertido en firme desagrado; y aunque no lo hubiera conocido sino hace un mes, habría pensado que era usted el último hombre del mundo con quien podría casarme.”

.

(Auténtico Mr. Darcy = Colin Firth)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.