Jane Eyre es un niña huérfana que vive en la mansión de su tía. Ésta la odia y a los 10 años se deshace de ella enviándola a una institución benéfica. Allí, a pesar de las malas condiciones de vida y la severa autoridad, recibe una educación, lo que le permite encontrar a los 19 años un puesto de institutriz. Se marcha a Thornfield Hall, propiedad del Sr. Rochester, donde dará clases a la protegida de éste. El amo de la casa es un hombre con un carácter muy variable, unas veces frío y distante y otras dispuesto a entablar una buena conversación. Pronto, encuentra en Jane Eyre una compañera ideal de charlas, y la joven, que siempre había carecido de familia, se siente feliz, a su manera, de vivir en esa mansión. Sólo enturbia la armonía de esta vida, unas extrañas risas al anochecer y sucesos alarmantes, que hacen que Jane sospeche y desconfíe de una de las sirvientas de la casa. Y justo cuando nuestra protagonista empieza a tener sentimientos hacia su patrón, éste invita a un grupo de amigos ricos y elegantes para que pasen unos días en la casa. Entre ellos, se encuentra la señorita Ingran, la belleza del condado, con la que todos asumen que el Sr. Rochester acabará casándose. Y aún hay más, pero paso de destripar toda la historia.

“Jane Eyre” es la segunda novela de Charlotte Brönte pero la primera que fue publicada, y al contrario que con “Cumbres Borrascosas” de su hermana Emily, ésta tuvo un éxito inmediato. Y aunque a simple vista parece una historia romántica sin mucho más, contiene una crítica feroz hacia el esnobismo de la clase alta, el desprecio hacia la clase trabajadora, y toca temas bastante polémicos para la época en la que se escribió. La protagonista es una mujer con unos férreos principios y moral que mantiene a lo largo de toda la novela y que no se corta en expresarlos abiertamente, entre los cuales se encuentran el deseo de independencia y autodeterminación de la mujer, y la igualdad de clases, por lo que muchos han calificado la novela de las precursoras del feminismo moderno. Charlotte presentó a Jane Eyre “sin atractivo y menuda” como ella, porque quería probar a sus hermanas que una heroína podía resultar interesante sin ser bella, y algunos de los pasajes de la historia se inspiran directamente en algunas de sus experiencias y sentimientos. Sin ir más lejos, los capítulos en el Colegio Lowood están basados en su estancia de niña en un internado, en el que murieron sus dos hermanas mayores.

Pues bien, como no, hay diversas adaptaciones al cine de esta novela. Yo había visto solamente una película de 1997 dirigida por Zeffirelli, fácilmente olvidable. Pero este año, la BBC ha realizado una mini-serie, de esas que se les da tan bien, de cuatro capítulos, con lo que la esperanza de una buena adaptación es mayor. Y lo cierto, es que en su conjunto, no ha decepcionado nada nada. En realidad, no es la adaptación definitiva; como dice mi cuñada, como serie y entretenimiento, está muy bien, pero como adaptación literaria, hay cosas que para nada se mantienen fieles al libro. Uno de los aciertos es la elección de los dos protagonista. Ruth Wilson, una total desconocida, es una gran elección para interpretar a Jane Eyre, y hace una gran actuación, muy sútil, y emana perfectamente la esencia del personaje. El Sr. Rochester está interpretado por Toby Stephens, que yo lo conocía porque salió en una película de Bollywood, “Mangal Pandey”, y realiza un buen trabajo como galán que esconde un oscuro secreto, pero quizás es demasiado atractivo para el personaje.
En el apartado estético, pues tanto la ambientación como vestuario excelentes, y la serie cuenta con una bonita fotografía y una banda sonora que llama la atención. Casi que sólo se diferencia de una película en que se emite en partes. Y con series así
, ¿quién querrá ver películas?
Creo que el segundo capítulo es el mejor, ocurren más cosas, y los diálogos son más estimulantes; en el tercero se alcanza el climax de la historia; y el cuarto pega un poco de bajón. Pero en general, la serie es muy recomendable, una de las mejores desde Orgullo y Prejuicio del 95, claro antes de haber visto “Norte y Sur” (no la de Patrick Swayze).
El último capítulo se emitió el pasado octubre, así que la serie no ha aterrizado aun a España, si es que aterriza alguna vez. Las cadenas prefieren emitir programas basuras y películas de serie B que este tipo de mini-series, con lo curradas que están. Pero si a alguien le interesa, se puede descargar de internet, vía emule o vía torrent. Los subtítulos los hice yo misma, con la ayuda de mi cuñada, Kate, y de una chica de un foro inglés, Jadorelui. Y aquí os los dejo:
http://es.geocities.com/loony29/

Y una página web en castellano sobre la miniserie:
http://www.je2006.talesofangria.e-fans.net/

Y ahora le toca el turno a los videos.

Éste es un resumen del episodio 1, intentando no contar muchos spoilers. Está subtitulado.

Y lo mismo del episodio 2. También subtitulado. Del 3 y 4 ya no pongo más porque sería destripar la serie para el que no sepa lo que ocurre.

Y por último, un trailer de la BBC:

FRASES:

SR. ROCHESTER: ¿De dónde viene?
JANE: De la institución Lowood, señor.
SR. ROCHESTER: ¿Cuánto estuvo allí?
JANE: Ocho años.
SR. ROCHESTER: Me sorprende que sobreviviera. Es usted tan pequeña. ¿No le daban de comer?
JANE: No, señor.
SR. ROCHESTER: ¿Cómo es que está usted aquí y no allí?
JANE: Escribí un anuncio, señor.

SR. ROCHESTER:
¿Me encuentra atractivo, Jane?
JANE: ¡No, señor!
SR. ROCHESTER: Mire atentamente… Si le dijera que valgo veinte mil libras… seguro que la luz del fuego suaviza mis rasgos. ¿No le parezco ahora la personificación de un hombre a la moda?
JANE: No creo que ninguna ciencia pueda hacer eso, señor. He hablado sin pensar, señor. No me refería a que le encontrara horrible. Lo que quería decir es que el carácter interior es lo que determina a una persona. No su aspecto exterior.
SR. ROCHESTER: Cuidado, Jane. No mire en mi interior tan de cerca. Puede que no encuentre nada hermoso dentro. Y entonces, ¿qué haríamos?

SR. ROCHESTER: Espere. ¿Se marcha sin dar las buenas noches? Jane, usted… acaba de salvarme la vida. Al menos démonos la mano. Sabía que me haría algún bien la primera vez que la vi. Sabía que no me importaría estar en deuda con usted.
JANE: No me debe nada, señor. No hay ninguna deuda, señor. Me alegra haber estado despierta.
SR. ROCHESTER: Me salva del infierno y le alegra haber estado despierta. Y aun así, intenta marcharse.
JANE: Tengo frío, señor.
SR. ROCHESTER: Claro. Claro Y estábamos de acuerdo en que nunca más volviera a pasar frío.

SR. ROCHESTER: Cuando nos separemos, cuando usted… me deje, creo que ese vínculo se romperá, y sangraré por dentro. Pero me olvidará en poco tiempo.
JANE: ¡Nunca le olvidaría! ¿Cómo puede pensar eso?¿Qué cree que soy? ¡Ojalá no hubiera nacido nunca, ojalá nunca hubiera venido aquí! ¡Ojalá no hubiera llegado a amar Thornfield! Amo Thornfield. Lo amo porque he vivido una vida plena. No me han pisoteado. He sido tratada como a un igual. Usted me ha tratado como a un igual. Es usted la mejor persona que he conocido y no puedo soportar la idea de tener que dejarle.
SR. ROCHESTER: ¿Debe dejarme, Jane?
JANE: Por supuesto, porque tiene una esposa.
SR. ROCHESTER: ¿Qué quiere decir?
JANE: ¡Blanche Ingram, por supuesto! Va a casarse con ella. Se lo prometió.
SR. ROCHESTER: No le he prometido nada a Blanche.
JANE: Alguien que es inferior a usted. Hacia la que no siente simpatía.¡Claro que debo marcharme! ¿Cree que soy una máquina…que puedo soportarlo? ¿Cree que porque soy pobre, fea, oscura y pequeña no tengo corazón?¿Que no tengo alma? Tengo tanto corazón como usted y tanta alma… Y si Dios me hubiera dado algo de belleza y riqueza… le hubiera puesto tan difícil dejarme como lo es para mí dejarlo a usted ahora.

Blog dedicado a Jane Eyre y las Brönte:

http://pennyforyourdreams.blogspot.com/2006_09_01_pennyforyourdreams_archive.html

About these ads